By Redacción People en Español
June 20, 2019 01:10 PM

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

La cubana Raquel Bigorra está en medio del ojo del huracán pues la han culpado por supuestamente vender sus secretos íntimos a revistas del corazón. La bomba explotó cuando uno de sus mejores amigos, el conductor Daniel Bisogno, la acusó de vender  su divorcio de Cristina Riva Palacio. “Raquel se volvió intermediara entre Cristina y yo por alguna razón”, contó el conductor en el programa Ventaneando (Tv Azteca). “Me duele mucho, es una hermana que yo quería muchísimo”.

Al mismo tiempo, el mexicano señaló a la cubana como la causante de vender la vida íntima de las conductoras Ingrid Coronado y Atala Sarmiento. Por su puesto que Bigorra no se quedó callada y se defendió. “Esa no soy yo, es muy delicado estar acusando a la gente sin tener pruebas”, dijo la cubana. “Estoy siendo calumniada y difamada. Este caso es importante porque es una persona que yo quiero, es mi compadre”.

Coronado y Sarmiento, por su parte, no han dicho ni pío, solamente se manifestaron  el día que corrió la noticia con mensajes subliminales en sus redes sociales.

 

 

 

 

La rubia continúa defendiéndose y aseguró que todo es un circo creado por Bisogno porque no quiere que se sepa que es homosexual, ya que semanas después que se diera a conocer su divorcio, el conductor de Tv Azteca fue visto besándose con otro hombre en un centro nocturno en Ciudad de México. “Lo hizo para que la gente no hable de que le gusten los hombres”, dijo Bigorra. “Problemas podemos tener todos, pero [hay que] sentarse a platicar y no ir a difamar y hacer un show de todo esto”.

Hasta ahora, lo único convincente que ha dicho Bigorra es que del beso que se dio con otro hombre Bosogno sí que no quiere hablar. “Me tiene sin cuidado. Yo soy libre de hacer con mi vida lo que quiero y no le tengo que dar explicaciones a nadie”, dijo molesto.

 

Si quieren saber más de lo que sucede entre este par, tan solo tienen que seguir las redes sociales de los conductores, quienes durante días han mantenido una guerra de dimes y diretes.

¿Quién dirá la verdad?

 

 

Advertisement


EDIT POST