El bailarín ha reaccionado a esta crítica fuera de lugar en sus redes sociales. Aunque su carrera y larga trayectoria profesional hablan por sí solas, no se ha quedado callado.

Anuncio

Sus publicaciones en redes no dejan de sorprendernos (y gustarnos). Toni Costa es, además de un bailarín de los pies a cabeza, todo un showman con un sentido del humor muy necesario en estos tiempos que corren.

Su más reciente post en Instagram mostraba las dotes de maquilladora de su hija Alaïa que volvió a usar su rostro como el lienzo para desarrollar su creatividad. De forma generosa, como siempre, lo compartió con su público y el resultado fue una buena ristra de risas y comentarios, por lo general, llenos de positividad y gracia.

Pero como en toda regla, siempre hay la excepción, y entre los mensajes hubo uno especialmente dañino que criticaba la actitud de Toni. “Este como no trabaja y lo mantiene la vieja gordita”, decía el fuerte escrito refiriéndose a Adamari López.

Unas palabras que además atentaban contra su mujer y que, como es habitual en él, no dejó pasar como si nada. El coreógrafo español respondió, más que para defender a Adamari y a su persona, para poner en su lugar a quienes recurren al insulto barato detrás de un ordenador para dañar gratuitamente.

“Qué se puede esperar de alguien cobarde que usa un perfil para sacar el odio y la amargura que lleva su corazón y su vida. Qué pena das…”, le contestó sin pelos en la lengua.

TONI COSTA

Una respuesta que fue apoyada y respaldada por cientos de personas que mostraron su rechazo a ese tipo de comportamiento absolutamente injustificado. Afortunadamente fueron muchísimos más los comentarios llenos de amor, respeto y admiración por su impecable trabajo como padre y, por supuesto, bailarín, profesión en la que lleva casi dos décadas dándolo todo.