El intérprete de música urbana dijo que las protestas eran una "porquería" y estaban afectando la economía de la isla.

Por Leonela Taveras
Junio 08, 2020
Anuncio

El cantante de música urbana Cosculluela se disculpó públicamente luego de haber hecho fuertes declaraciones sobre las protestas en contra del racismo que catalogó como una “porquería”.

 “En Puerto Rico los prietos… no son negros. Los negros son los de allá, de África, los de aquí no vinieron de África. Aquí no hagan huelgas de esa porquería. Eso es un problema que tienen ellos, pero allá ellos, que se maten ellos por allá. Eso afecta la economía bien ca...”, sostuvo el intérprete boricua en el polémico video que tuvo gran difusión en las redes.

Ante las duras críticas que ha recibido por los usuarios, El Príncipe —como también se le conoce— publicó en su cuenta de Instagram una disculpa “a todos los que de una forma u otra se sintieron ofendidos” por expresarse de la “manera incorrecta”. 

Dijo que apoya las manifestaciones mundiales que se están llevando a cabo en contra del racismo y la brutalidad policial tras la muerte de George Floyd. Sin embargo, aclaró que está en desacuerdo con los grupos que justifican la situación para cometer actos de vandalismo en Puerto Rico. 

“Sí estoy de acuerdo con el levantamiento mundial para que se haga justicia en contra del abuso y racismo. Sin embargo, admito que no estoy de acuerdo como miles de personas en que un grupo de personas se desvíe de la real protesta para realizar vandalismos y robos a grandes y pequeños comercios. Sobre todo, porque hay un pueblo en necesidad que quiere trabajar y está esperando que abran los trabajos para poder llevar el pan a la mesa”, aseguró el cantante.

Las declaraciones del reguetonero despertaron un sinnúmero de criticas en su contra; entre ellos sobre su conocimiento de la historia y la situación mundial que afecta a una minoría.

En una entrevista publicada por el YouTuber Yo Soy Molusco, el intérprete de “La boda” también dijo que a su juicio en Puerto Rico no existe ese tipo de racismo donde las autoridades matan a las personas por su color de piel.