El músico de género urbano habló de sus comienzos en el mundo de la música y de como su mamá ha sido su gran motor durante toda su carrera.

By Yarely Aguilar
August 09, 2019 03:57 PM

Todos hemos escuchado la frase que el cantante Darell ha hecho famosa: “Everybody go to the discotek”. Este llamado a la fiesta  ha causado sensación por todo el mundo.

El músico se ha ganado el amor del público tanto por su música como por su humildad y perseverancia. People Chica tuvo la oportunidad de charlar en exclusiva  con Darell de cosas de las que usualmente no habla sobre su trayectoria sus sueño y mira lo que nos conto……

Como muchos de los representantes del género urbano, Darell Castro nació en Puerto Rico y profesa un enorme amor por su isla, y particularmente por el barrio humilde en el que se crió.

“Vengo de un sitio que llevo en mi corazón, el que me conoce de donde vengo sabe que llevo a mi barrio en mi corazón, vengo de un residencial público en Carolina que se llama Sabana Bajo, de verdad super orgulloso de haber salido de ese lugar, ahí es donde comenzo mi crianza,” comentó. “Nunca dejo de ir a mi barrio, siempre voy… ahí me quieren mucho”.

El músico contó que cuando compite en premiaciones, los vecinos que lo han visto crecer sacan los televisores a la calle y hacen fiesta cuando recibe un galardón. “Eso es mi motor, ver que la gente que me vieron soñándolo y ahora vean que lo logre y los que están ahí todavía, en mi barrio, en mi caserío como uno dice, que pongan el ejemplo y no se pierdan en cosas negativas”.

Tanto Daddy Yankee como el dúo Wisin y Yandel han sido dos grandes inspiraciones para Darell, quien aún recuerda con como si fuera hoy los días de su infancia en que se encerraba en su propio mundo a soñar en un futuro de éxito. ”Siempre estaba en mi cuarto, nadie se imaginaba nada y yo me ponía los audífonos y te lo juro ponía casi todas las canciones de Wisin y Yandel y de muchos artistas de hace mucho tiempo que tenian esos éxitos”.

“Apagaba la luz del cuarto y me ponía los audífonos y pensaba que yo estaba con ellos, en la tarima, cantando ahí con ellos y yo era el que estaba en el show con ellos. Siempre soñaba eso”, señaló. “Vi un video de Daddy Yankee y Nicky Jam en las scooters entonces yo me sentía como el Daddy Yankee o Nicky Jam del barrio porque yo tenía una motora”.

En sus comienzos en la música, formó parte del dúo Belto & Darell, para luego lanzarse como solista. “Fue una etapa en mi vida muy bonita también”, apuntó. “Fue cuando más hambre tuve”.

Se declara “muy satisfecho” con el rumbo ascendente de su carrera, que sigue viento en popa. 

Haber sido parte de un gran éxito como el tema Te boté junto a grandes artistas como Bad Bunny, Ozuna, Nicky Jam, Casper y Nio García  fue una bendición para Darell que le cambió la vida. “Mira, de verdad, Te boté tiene un sentimiento pa’ mí que es bien grande”, apuntó. Particularmente le llegó al corazón que esta canción “pegara” en la isla justo para las fiestas de Navidad después del devastador paso del huracán María.

Otro tema con el que también está cosechando éxitos es Otro trago, junto al cantante Sech, que ha logrado colocarse en el primer puesto de las listas en 16 países. “{Estoy] supercontento con la gente que está apoyando esta canción, supercontento con lo que está pasando con Sech, que lo quiero mucho, son gente mía y esos son los resultados cuando algo se hace en equipo y con el corazón”.

El cantante aseguró que su mamá ha sido el gran motor que lo ha impulsado durante estos últimos años, aunque confesó que no es nada fácil estar separado de sus familiares por tantas giras y no poder estar presente en ocasiones especiales. “Mi mamá siempre tuvo fe y yo sé que ella es parte de esto”, dijo Darell, quien atribuye su éxito al carácter positivo de su progenitora. “Eso también fue parte de que yo tuviera esa fuerza y me sintiera tan seguro.. ver cómo mi mamá me crió.”

Otra persona clave ha sido su hermano a quién robaba sus canciones de pequeño. “Siempre pues lo veía con los audífonos y con todo eso y yo me quedaba mirándolo jugando Nintendo y cuando él se iba, yo cogía todas sus libretas y las chequeaba y le hacía trampa”, recuerda con mucha emoción.

Muy satisfecho con su evolución profesional y personal, tiene muy claro que nada se logra sin esfuerzo. “Yo le diría a todas las personas que sueñen con algún sueño, que no interrumpan su sueño porque todo el mundo tiene derecho a soñar como mismo tienen derecho a lograrlo porque nada es imposible y Dios es tan bueno que cuando te ve que ya tu estas ahí puesto, Dios te cumple”.

Advertisement


EDIT POST