Katy Perry parece haber encontrado definitivamente el amor en el actor Orlando Bloom, con quien iba camino del altar hasta que se les interpuso el coronavirus. La cantante parece haber dejado bien atrás una agitada vida amorosa que incluyó un breve matrimonio.

Por Isis Sauceda / L.A.
Marzo 06, 2020
Anuncio

Katy Perry está dando mucho de qué hablar con su nuevo sencillo, “Never Worn White”, en que asegura que nunca se había vestido de blanco para llegar al altar. Eso que estaba preparando su boda con el actor Orlando Bloom, con quien espera su primer hijo.

Aunque por el momento la pareja ha tenido que posponer la boda que iba a llevarse a cabo en Japón frente a 150 invitados debido al coronavirus, la futura mamá mantiene viva la ilusión de finalmente dar el sí con un hermoso vestido de novia.

“Hace un año dije sí a una vida de amor y evolución…. y definitivamente no hay un momento aburrido”, escribió a modo de explicación Perry en su cuenta de Instagram a un año desde su compromiso en febrero del 2019.

Bloom no será el primer marido de la cantante, ya que estuvo casa un año con el controversial actor Russell Brand.

Como atestigua subleve matrimonio con el también comediante británico, la vida amorosa de Perry ha estado lejos de ser aburrida. En el 2007 se dio a conocer su relación con el cantante Travie McCoy, con quien protagonizó el video de la canción Cupid’s Chokehold de la banda del cantante, Gym Class Heroes. En el 2009, la intérprete terminó su relación mediante un correo electrónico, supuestamente por los problemas de adicción del cantante.

“No era estúpida. Ella sabía cuándo yo estaba [mal]”, aceptó McCoy en una entrevista en el 2012. “Preferí las drogas que nuestra relación”.

La soltería no le duró mucho a la cantante, que tan solo unos meses después de terminar con McCoy empezó una relación con Brand. Al parecer, el amor era tanto que la pareja se casó en menos de un año de conocerse. Pero así como empezó el amor, así se terminó, ya que el actor solicitó el divorcio avisándole a la cantante a través de un mensaje de texto el 31 de diciembre del 2011.

“No he sabido de él desde que me escribió diciéndome que iba a divorciarse de mí”, le dijo Perry a la revista Vogue en el 2016.

Un año después desde ese mensaje, la intérprete mantuvo una relación con el cantante John Mayer, que duró alrededor de dos años. Aunque la pareja tenía sus altas y bajas, decidieron grabar un tema juntos para el álbum de Mayer Who You Love, el cual quedó para la historia.

Luego de Mayer, la cantante fue vista acompañada del productor musical Diplo en diferentes ocasiones. Pero esta vez, ninguno de los dos confirmó o negó la relación.

Steve Granitz/WireImage

No fue hasta el 2016 que Perry volvió a hablar de amor en público y fue nada más y nada menos que con Bloom.

Al parecer el actor de robó su corazón paulatinamente y la convenció para aceptar que fuera su esposa en febrero del año pasado. Ahora la feliz pareja está a la espera del primer retoño de la cantante — Bloom tiene un hijo con la actriz Miranda Kerr— y están preparando su próxima boda que bien podría ser en Estados Unidos si la situación del coronavirus no mejora. Al fin y al cabo, el lugar es lo de menos.