Una fuente cercana a Rafael Amaya confirmó que el actor mantiene una relación formal desde hace dos años.
Anuncio
Rafael Amaya y Maritza
Credit: Instagram/@rafaelamayanunez

People en Español confirmó en exclusiva que El señor de los cielos tiene novia. Y la relación es más que formal. "Rafael tiene una novia muy estable desde hace dos años y medio", reveló la fuente.

Se trata de la mexicoamericana Maritza Ramos, quien es la mánager del actor. "Rafa se enamoró de ella tiempo después de que trabajaran juntos", dijo la fuente. "Maritza no es una persona del medio".

Rafael Amaya conoció a Ramos hace dos años y medio cuando ella empezó a llevar las finanzas de sus negocios. El tiempo hizo que el mexicano se enamorara de ella. "Está muy orgulloso de Maritza".

Y no es para menos, Ramos tiene una maestría en administración de empresas y en derecho internacional y una licenciatura en contabilidad y finanzas, también fungió como directora de finanzas para una agencia gubernamental. "Es una mujer muy inteligente y él la admira mucho", asegura la fuente.

La conexión profesional fue instantánea y Ramos dejó su trabajo gubernamental para dedicarse de lleno a la carrera de Amaya, primero como su contadora y actualmente como su mánager. "Rafael fue conociéndola y poco a poco vio lo brillante que era y lo preciosa y divina persona y una mujer familiar, fue lo que lo atrajo mucho".

Rafael Amaya y Maritza
Rafael Amaya y Maritza Ramos
| Credit: Instagram/Maritza Ramos

Hasta el día de hoy, la relación va viento en popa y la pareja comparte ya un hogar junto a sus dos gatos y un perrito. "Los dos aman a los animales", cuenta la fuente. "Aman a sus familiares, son muy apegados a su familia".

A pesar de que Ramos no es amante de los reflectores, siempre acompaña orgullosa tras bambalinas a Amaya durante las diversas presentaciones de la serie que el mexicano estrenará por Telemundo. "Son inseparables, Rafa quiere mantener su relación sagrada", agregó la fuente. "Ella tiene un gran sentido del humor".

¿Boda a la vista? Eso el tiempo lo dirá.