Tatiana abre por primera vez su corazón y relata lo que sufrió cuando estuvo casada con Andrés Puente, de quien tuvo que huir.

Por Carolina Amézquita Pino
Octubre 28, 2020
Anuncio

Por varios años, Tatiana estuvo casada con Andrés Puentes. De esta relación nacieron dos hijos, Cassandra y Andrik. Todo parecía transcurrir con normalidad en ese matrimonio, hasta que en mayo del 2001 se dio a conocer que la cantante había huido de su casa llevándose a sus retoños con ella. Ahora, la Reina de los Niños rompió el silencio sobre la violencia que sufrió a manos de su exesposo.

Credit: Mezcalent.com; Agencia México

“Una relación así de violencia intrafamiliar, de codependencia es como un secuestro”, relató Tatiana a Yordi Rosado en su canal de YouTube. “La agresión física es muy dura, es fea, es horrible, pero con una pomada el moretón se te quita; eso se te quita rápido, en tres días ya no lo tienes. La agresión constante de ‘no vales nada’, ‘eres una buena para nada’, ‘no eres una buena madre’, ‘estás gorda’ [es difícil superarla]”.

De acuerdo con la conductora estaba casada con “un sicópata” que ante el maltrato que le propinaba “vivía aterrorizada”. Incluso, tras su separación, tuvo que buscar ayuda profesional para poder superar el maltrato que sufrió con un hombre que la controlaba por completo y que tenía 13 años más que ella; además de dos matrimonios y dos hijos con sus antiguas parejas.

“Hasta que no lo vive la persona no puede juzgar de ‘¿cómo se aguantó?' '¿Por qué se dejó?’. Vives en un terror, en un miedo, en un control de todo. Te desvalijan, te quitan tu validez como persona y te la crees”, reveló. “Hay cosas que tenía bloqueadas y con terapia ya lo pude recordar, y fue muy doloroso. Ahora lo digo tranquila, pero yo lloraba y temblaba simplemente de contarlo”.

“Me hizo distanciarme de toda mi familia, porque eso es otra cosa que tienen [los sicópatas], te alejan de todo el mundo”, agregó. “Es todo un estilo de manipulación; entonces, te aíslan sin poder ver a nadie”.

Tatiana fue muy criticada y presa de burlas luego de huir de su victimario. Pero pese al dolor por lo que sufrió en aquel momento, actualmente se siente plena, feliz y fuerte al lado de sus hijos.