La ex Miss Colombia celebra el aniversario haciendo importante anuncio y con renovados bríos como jueza de Nuestra Belleza Latina.

Por Mayra Mangal
Junio 29, 2021
Anuncio

Parece increíble pero fue ya hace poco más de un año que la exreina de belleza colombiana Daniella Álvarez perdiera una pierna tras una complicación de salud que la llevó cinco veces al quirófano.

La que sería una aparentemente sencilla reconstrucción de la vena aorta para colocarle un injerto terminó en amputación de pie y pierna izquierdos. "Tuve que entrar a una tercera operación donde con otro tipo de injerto, la aorta quedó muy bien pero me causó una isquemia", explicó en su momento Álvarez quien ahora ha sorprendido al anunciar que piensa donar su prótesis.

"Tengo dos proyectos muy importantes, el primero es mi fundación que está ya próxima a salir, a través de ella voy a entregar prótesis a personas que lo necesitan", exclamó hace un par de días a la revista colombiana Semana la flamante jueza de Nuestra Belleza Latina (Univision). "El segundo, el libro que claramente hace parte de mi proyecto. Espero para el próximo año tenerlo listo y poder contar todas mis experiencias para que las personas puedan saber que hay procesos dolorosos pero que se puede salir adelante", detalló la modelo.

Daniella Álvarez, quien fue Miss Colombia en 2011, colgó recientemente estas fotos para celebrar la nueva oportunidad que le ha dado la vida tras sobrevivir a la amputación de su pierna izquierda:

Daniella Alvarez celebra el aniversario de su cirugia
Credit: IG/danielaalvareztv
Daniella Alvarez celebra el aniversario de su cirugia con su mamá
Credit: IG/danielaalvareztv
Daniella Alvarez en Despierta America de Univision
Credit: IG/danielaalvareztv

A pesar de los pesares, la entereza y actitud positiva hacia la vida siguen caracterizando a la colombiana. "Mis sueños siguen intactos y estoy cada día preparándome más para hacerlos realidad", exclamó en mayo a People en Español.

"Cada vez que tengo una queja o que siento que algo se vuelve una queja para mí —porque no soy lo suficientemente rápida o a veces no puedo ser tan independiente como quisiera— recuerdo que mis quejas son mínimas en comparación con todas las cosas grandes, positivas, y de impacto que puedo hacer por muchas personas, que me lo recuerdan todos los días a través de mensajes de Instagram, de llamadas, de WhatsApp", cuenta de sus seguidores. "Estoy agradecida con Dios por esta bendición que es poder ayudar a los demás".