Por primera vez, la actriz y presentadora dominicana Clarissa Molina posa en casa con su novio, el empresario puertorriqueño Vicente Saavedra. ¿Se casarán pronto?
Anuncio
Clarissa Molina y Vicente Saavedra
Credit: Foto: Héctor O. Torres; Estilista: Claudia Fashions; Peinado y maquillaje: Gerald Santiago; Coordinación: Carlos Bermúdez

Vicente Saavedra se despertó una mañana del pasado junio con un sinvivir en el corazón. "No quería aceptar lo que me estaba pasando: que [Clarissa Molina] me estaba gustando", recuerda el empresario puertorriqueño. "Me levanté y dije: '¿Qué hago hoy? Quiero verla'".

Ni lento ni perezoso, llamó a Molina, quien se encontraba trabajando en la gala de los Premios Soberano en República Dominicana. "Le pregunté: '¿Si esta noche llego a República, tú tienes algún espacio para ir a cenar, para hablar?", recuerda Saavedra, de 39 años, quien al escuchar una respuesta afirmativa a su pregunta tomó un avión de Puerto Rico a Quisqueya. "Desde ese día hasta el sol de hoy, descubrí que teníamos muchas cosas en común".

Estas afinidades los han mantenido unidos durante siete meses. "Me gustó mucho su dulzura, a pesar de que parezca un chico serio o rudo. Él es más tierno que yo, más dulce", apunta la presentadora de El gordo y la flaca (Univision), de 30 años, quien en medio de esa cena se levantó y dejó esperando a Saavedra una hora y media mientras hacía el casting de una película. "Pobrecito, yo tenía mucha pena", comenta. Por suerte, Molina se sacudió la timidez después de que Saavedra le preguntara seriamente cuándo se iba a dejar querer. "No me he dejado querer desde hace mucho. Él me dijo eso y dije: 'Ese hombre, ¿por qué me dice esto a mí?' ", recuerda Molina con una carcajada. "[Pensé]: es verdad, déjate querer, que te apapachen, no todo en la vida es trabajo".

Justo por esa razón, la pareja se dio un descanso y posó por primera vez desde su casa en Miami en exclusiva para People en Español. ¿Boda en puerta? Los tórtolos lo cuentan todo.

¿Cómo fue que se enamoraron?

Vicente: Creo que nosotros nos conocimos en el 2018, [yo era] mánager de Ozuna. Conocía a Clari, pero Clari estaba [en] otras cosas y no pasó nada. Dije: 'Ay qué bella', pero yo no podía voltear para ningún lado. Al pasar de los años tuvimos una relación por conocidos, luego nos encontramos en un evento de un amigo que se llama Lenny Tavárez, eso fue en mayo del 2021. Nos encontramos y ese día yo llevaba como una semana...

Clarissa: No parabas escribiéndome (risas).

V. No quería aceptar lo que me estaba pasando, que ella me estaba gustando. En mayo nos vimos en Miami y [después en premios Soberano] en junio 15 o 16. La llamé por la mañana y me levanté uno de esos días por la mañana y dije: "¿Qué hago hoy?, quiero verla'. Sabía que tenía una agenda muy marcada y yo estaba en Puerto Rico, de mi isla a su isla son 35 o 45 minutos en avión y le pregunté: 'Si esta noche yo llego a República, ¿tú tienes algun espacio para atenderme, para ir a cenar, para hablar?'.

Al principio se me hizo un poco difícil me dijo: 'Bueno...tengo una agenda un poco cargada, pero déjame hablar con la persona que está armando los premios... Sí puedo salir pero tengo que hacer un casting de la película'.

Cenamos y la esperé una hora y media. En medio de la cena se paró, en medio de la cena hizo el casting y la esperé una hora y media

C: Pobrecito, él espero, yo tenía mucha pena.

V: Yo tenía a uno de los amigos que trabajaba conmigo y la comida estaba e la mesa con los externos para mantenerla caliente y todo el mundo tenía mucha hambre y yo le dije a todos los muchachos: 'Que nadie coma hasta que Clarissa llegue'. Y el muchacho [que trabaja conmigo] que tiene como 20 años me dijo: 'Pero hasta cuándo vamos a esperar a esta mujer aquí'. (risas).

Clarissa Molina y Vicente Saavedra
Credit: Foto: Héctor O. Torres; Estilista: Claudia Fashions; Peinado y maquillaje: Gerald Santiago; Coordinación: Carlos Bermúdez

Yo estaba solo, soltero, y dije: 'Yo no quiero estar con más latinas, ha sido muy difícil'. Y cuando nos vimos en esa cena, desde ahí, desde ese día hasta el sol de hoy… ese día fue que descubrí que teníamos muchas cosas en común.

C: Te vi sonreír.

V: Ella dice que nunca me había visto sonrerír.

C: Era muy serio.

¿Clarissa a ti también te gustó Vicente enseguida?

C: Cuando lo conocí en el 2018 en la película Qué León, yo entré a su Instagram. Me pareció una persona que se veía super bien, Miré toda la página y dije ahí no es [él tenía pareja]. Pero definitivamente sí me llamó la atención.

Clarissa Molina y Vicente Saavedra
Credit: Foto: Héctor O. Torres; Estilista: Claudia Fashions; Peinado y maquillaje: Gerald Santiago; Coordinación: Carlos Bermúdez

¿Cuánto tiempo llevan de relación?

V: Siete meses. Después de eso de Premios Soberano empezamos compartiendo con su grupo de trabajo y el mío hasta que se dio. Ella se veía un poco retraída y solo le hice una pregunta: ¿Cuándo te vas a dejar querer?

C: Sí, yo no me he dejado querer desde hace mucho, él me dijo eso y dije: '¿Ese hombre por qué me dice esto a mí?, es verdad. Déjate querer'. Y ya me gustaba, fue inmediato en la cena, pero sabes, que uno se pregunta, ¿será que sí?. Pero dije: 'Déjate querer, que te apapachen, no todo en la vida es trabajo'.

¿Te lo dijo eso en persona?

C: Me lo dijo en persona  y otra [vez] por teléfono, en una conversación dos días después de Premios Soberano. Tuve que ir a Punta Cana, y él me dijo si vas a estar allá, yo voy a estar cerca de allá en Cap Cana, y se fue para allá.

Yo lo veía que era un hombre que se ve muy bien y siempre se le ha hecho fácil estar con alguien, no es muy difícil, entonces conmigo me decía: 'Pero mujer' (risas), yo creo que yo estaba siendo muy difícil'.

Pero en realidad yo tenía mucho trabajo. Flui mucho con él, él me ha enseñado mucho también a disfrutar la vida, [a] gozar de todo, el día a día. Creo que ha valido la pena.

Clarissa Molina y Vicente Saavedra
Credit: Foto: Héctor O. Torres; Estilista: Claudia Fashions; Peinado y maquillaje: Gerald Santiago; Coordinación: Carlos Bermúdez

¿Cómo han manejado juntos su profesión?

C: Creo que de cierto modo mi tiempo tengo que dividirlo entre el trabajo y estar donde él. Él está todo el tiempo en el teléfono, reuniones. Básicamente estamos en la misma industria, él en la música y yo en la televisión. Es muy similar y eso ha ayudado mucho a entender. A veces me dice ojalá estuvieras aquí más tiempo. No te vayas.

V: Nos ha funcionado mucho a los dos para entender que cuando toca, toca y si nos podemos apoyar mutuamente, pues vamos. Eso ha complementado que podamos estar juntos sin titubeo, eso es lo que hay.

C: Los dos estamos en Miami, gracias a Dios él se había mudado a Miami.

V: Siempre he tenido oficinas en Miami, tengo propiedades en Puerto Rico, pero también en Miami, obviamente paso más tiempo en Miami. Vamos mucho a Nueva York y a República Dominicana por la familia de Clarissa y a Puerto Rico porque yo tengo una nena pequeña allá.

¿Qué los hizo enamorarse?

C: Pienso que más allá de todo fue su manera de ser, de tratarme, de hablarme. Con mucho respeto, para mí es importante una persona que ame a su familia, una persona que le guste trabajar de una manera correcta. Me gustó mucho su dulzura a pesar de que afuera se vea un chico serio o rudo. Él es más tierno que yo, más dulce. Su forma de ser me enamoró mucho.

V: Me enamoró su sonrisa. Cuando se ríe, se ríe a carcajadas, eso me hacía falta. Yo soy un hombre muy serio en muchas cosas, enfocado en mi negocio y había perdido un lado humano. Cuando la vi bailar, trabajar, ahí fue cuando dije: 'Creo que eso de irme al otro lado del mundo a que nadie me conozca, creo que [no]'. Y hablé con ella y se lo dije.

¿Cómo es su día a día en pareja?

C: Coincidimos muchísimo, siempre me iba recargar al mar, él es igualito en ese sentido, cada vez que tenemos oportunidad nos vamos a la playa en Miami, Puerto Rico, nos recarga mucho ver televisión, cualquier película, cualquier serie.

V: Llego de trabajar y siempre tenemos un espacio para conectar y poder hablar. Siempre hablamos y tratamos de compartir, esos son los momentos al fin del día. Ella cocina, o yo le cocino algo.

C: No te puedo decor que somos los mejores pero nos ayudamos (risas), tratamos.

¿Cómo reaccionó su familia al saber que estaban juntos?

V: Mis hijas son grandes ya, las mayores tienen 13 y 12 años y son como amiguitas con Clarissa, ellas estaban locas, siento que he sido un papá responsable. Eso es prioridad. Cuando me vieron, me dijeron: '¿Estás enamorado?'. Soy reservado para mis cosas y me caracterizo por eso en mi vida personal y profesional. Yo nunca me he casado y están supercontentas.

C: De mi lado ha sido increíble, siempre estamos compartiendo y son niñas tan maduras que saben llevar cualquier tipo de conversación, lo que me enamoró es cómo él se lleva con sus hijas.

Mi hermano y mi mamá están supercontentos. Me dicen que me ven tan linda y no solamente mi familia, la gente de mi trabajo. Yo siempre dije que si tenía una pareja, esa pareja tenía que llevarse bien con mi gente. Todo fluyó.

¿Tienen perritos?

V: Son míos. Amo a los animales. Amo a los perros. Me encantan, Clari no había tenido.

C: Él me enseñó a convivir y querer a los perros. Ahora está Azul, es chiquito. Cada vez que llego a visitar a Vicente, él me está esperando, tiene 6 meses.

Clarissa Molina y Vicente Saavedra
Credit: Foto: Héctor O. Torres; Estilista: Claudia Fashions; Peinado y maquillaje: Gerald Santiago; Coordinación: Carlos Bermúdez

¿Boda a la vista?

V: A mí me encantaría, estamos disfrutando el proceso de ser novios y obviamente acostumbrándonos el uno al otro. Si te digo que no, te miento, si te digo que sí, es que voy de prisa. Creo que estamos en un momento en donde yo amo a Clarissa mucho, yo nunca me he casado. La gente piensa que he tenido tres matrimonios, pero nada es cierto, nunca me he casado y quiero casarme, veo a Clarissa como esa persona. Tengo que buscar el momento para arrodillarme frente a ella, buscar el anillo perfecto.

C: Imagínate yo pensando en eso. Cada vez que me invita a cenar. Pienso: '¿hoy será [el día que me dará el anillo?'.