La conductora dominicana sigue en cama pero con el ánimo fuerte y bien arriba. Ésa es para ella la clave para hacer frente al virus, no dejarse llevar por pensamientos negativos. ¡Ah! Y remedios caseros de la abuela.

Por Teresa Aranguez
Julio 24, 2020
Anuncio

En casita, en cama y con los papis al otro lado del teléfono dándole mucho amor. Así están siendo los días para Clarissa Molina. La dominicana nos comunicaba hace días que había dado positivo a la COVID-19 y le hacía frente sola desde su apartamento en Miami y con el coraje que siempre ha mostrado para todo.

Durante una conexión con su amigo y compañero Raúl de Molina para El gordo y la flaca, la colaboradora del programa nos recibió desde su habitación para contarnos cómo batalla contra este terrible virus.

Emocionada por las muestras de apoyo y cariño de familiares y amigos que desde la distancia le acompañan con mensajes y envíos, reconoce que son los remedios naturales caseros lo que más le ha ayudado a ir sintiéndose mejor cada día.

Jengibre, limón, miel, canela y cebolla son algunos de los ingredientes a los que ha recurrido para atacar al virus. Dos semanas después de conocer la noticia, Clarissa puede decir que se siente algo mejor. Asegura que los síntomas ahora van y vienen y no son tan fuertes como antes. Se la pasa durmiendo mucho tiempo y le falta la energía en ocasiones pero cada día es un paso para adelante.

"Lo importante es que no te deje controlar la mente, de que te va a pasar algo terrible, sino que trate de mantener la calma y mantenerte positiva", explica a su querido Rauli, quien ha sido un gran apoyo en estos momentos y que la ha mimado con envíos de comidas que sabe que gustan a su compañera.

La semana que viene le toca hacerse la prueba para saber si finalmente está libre del virus, pero mientras sigue todas las instrucciones de su doctora y de su mami, que le llama a cada rato para darle más remedios. ¡Todo nuestro ánimo y cariño Clarissa!