El conferencista venezolano Dionny Báez aconseja mantener una mente positiva durante este momento de crisis de salud, ¿cómo lograrlo?

Por Isis Sauceda
Mayo 22, 2020
Anuncio

Los obstáculos que Dionny Báez tuvo que superar para sobresalir como inmigrante en Estados Unidos lo llevaron a desarrollar una férrea voluntad que le sirvió para pasar de ser víctima de bullying y blanco de críticas a convertirse en un motivador.

Desde que se graduó de la universidad, se propuso ayudar a los demás a  vencer cualquier obstáculo. Una meta que establece en su libro Cómo ganar tu peor batalla.

“Me he enfrentado con muchísimas batallas, muchas cosas difíciles”, confiesa. “Si hablamos por el lado de cuando estás haciendo cierto ruido, de cuando estás alcanzando personas, influenciando cierto número de gente, llevas muchas críticas. Yo creo que esa es una de las partes más difíciles [con la] que al principio tuve que lidiar”.

Durante este tiempo de incertidumbre por la pandemia, Báez insiste en no darse por vencido y seguir sus consejos para salir airosos de este y futuros retos.

“Las personas tienen diferentes ideas, diferentes opiniones y mirar las cosas desde la empatía es muy importante. Tratar de comprender en qué estado emocional está la persona que muchas veces te ataca y comprender que muchas veces ni siquiera te está atacando a ti, muchas veces están atacando un pasado que ellos vivieron, una herida que tienen por dentro, un dolor que están viviendo y ese dolor lo proyectan en el ataque a todas las demás personas”, explicó.

El conferencista aconseja lo siguiente:

1.- El enfoque es necesario. Tener el enfoque correcto. Eso significa que todos nosotros pasamos por grandes batallas, algunas batallas físicas, emocionales, espirituales, de pérdidas, pérdidas de relaciones, de seres queridos, etc., entonces el enfoque a lo correcto es importante. Aunque hayan cosas que estén saliendo mal, el problema del ser humano es que tendemos más a enfocarnos en lo negativo que en lo positivo, pero cuando tenemos un reenfoque y tratamos de salir del enfoque de esas grandes pérdidas que tenemos y comenzamos a enfocarnos en aquello que no hemos perdido, comenzamos a salir de esas emociones negativas que nos mantienen atados a cosas tóxicas como la depresión, la ansiedad, el estrés y tantas otras cosas que destruyen.

2.-  Tomar ventaja. Cuando me reenfoco en lo que hoy tengo en vez de lo que perdí, en lo que hoy hay disponible en vez de lo que ya no existe, empiezo a desarrollar dentro de mi una habilidad de repensar replantear mentalmente diferentes vías y maneras de hacer nuevas cosas, en un nuevo modo con las cosas que están disponibles, con lo positivo que tengo en manos.

3.- Abrazar lo nuevo. El ser humano tiene un gran problema: nos cuesta el cambio, adaptarnos a lo nuevo, siempre buscamos la comodidad del pasado, porque eso nos hace sentir seguros. En vez de estar mirando el pasado buscando volver a lo normal, siento decirles que el volver a lo normal no existe, no hay. Va a haber un nuevo normal, entonces tenemos que ver hacia el futuro. Verlo como algo positivo.

4.- Para poder entrar en una nueva dimensión como seres humanos después de todos estos problemas, nuestra mente tiene que entrar primero en ese nuevo, pero para entrar en ese nuevo, tenemos que tener más aceptación del cambio.

5.- Por último, algo muy simple pero al mismo tiempo muy profundo: creer más en nosotros. A nosotros nos cuesta más creer en nosotros que en cualquier otra cosa. Que si podemos, que si podemos lograrlo, que si tenemos creatividad, que hay habilidades dentro de nosotros que ni siquiera hemos experimentado, que ni siquiera conocemos todavía.

Báez asegura que con sus cinco consejos todo es posible.

“Cuando tenemos esa transición mental, entonces las puertas se abren y las cosas se hacen posible”, puntualizó.