Tras el anuncio de su separación, Chris Pratt y Anna Faris están asistiendo a terapia de pareja como un método para salvar a su familia.

Anuncio

Tras el anuncio de la separación matrimonial entre Chris Pratt y Anna Faris, la pareja busca salvar su vida familiar. Ante ello, han decidido asistir a una terapia en conjunto para resolver sus conflictos.

“Ellos están tomando terapia ahora, lo cual es lo que haces cuando te quieres divorciar y hay niños de por medio”, dio a conocer una fuente a la revista People. “Eso no cambia el estatus de la relación, pero podría ayudarlos a criar a sus hijos en un futuro”.

La pareja contrajo nupcias en el 2009 y tienen un hijo de cinco años llamado Jack. En repetidas ocasiones la pareja ha declarado que aún se aman mucho, por lo que no se descarta que pueden reconciliarse.

“Nunca digas nunca”, advirtió respecto a una posible reconciliación, dicho informante.

En un comunicado, la pareja dio a conocer que lo más importante es el bienestar de su primogénito.

“Nuestro hijo tiene dos padres que lo aman mucho”, explicaba el documento. “Por ello vamos a mantener la situación [el divorcio] lo más privada posible de aquí en adelante”.

Anna Faris, Jack Pratt, Chris Pratt

Los rumores sobre los problemas maritales comenzaron a raíz de la participación de Pratt en el filme Passengers, donde compartió créditos estelares con Jennifer Lawrence. Esto, debido a la existencia de un supuesto romance entre ellos. Lo anterior fue desmentido por el actor, quien todo momento recibió el apoyo de Faris.

Sin embargo, a partir de ese momento su matrimonio fue en picada hasta que, el pasado 6 de agosto, la pareja dio el anuncio oficial de su separación.