La primogénita de Jenni Rivera reveló recientemente en una entrevista que debido al abuso sexual que sufrió de niña a manos de su padre le "es difícil confiar en un hombre".

By Moisés González
August 14, 2017 08:38 AM

Mariposa de barrio, la serie sobre la vida de Jenni Rivera que transmite Telemundo a las 8 p. m., hora del Este, ha vuelto a sacar a la luz temas muy dolorosos que rodean a la familia de la fallecida Diva de la Banda, entre ellos la violación que sufrió Chiquis Rivera, la primogénita de Jenni, a manos de su padre José Trinidad cuando apenas tenía 8 años.

En una reciente entrevista para el programa de televisión mexicano El minuto que cambió mi destino de Imagen Televisión, la cantante mexicoamericana recordó con todo lujo de detalles esa dura etapa de su vida en la que durante años sufrió el abuso sexual de su progenitor.

"A los 8 años es cuando me acuerdo la primera vez que sucedió […] Me acuerdo que mi tía estaba haciendo un caldo de pescado creo que era y estábamos llenas de arena y mi papá me mandó a bañar y pues fui a bañarme y es cuando yo me estaba bañando cuando entró él y me sentó en sus piernas. Yo desnuda porque me iba a meter a bañar y es cuando sucedió lo que pasó", detalló con profundo dolor Chiquis, quien durante casi un lustro, y a pesar de que los abusos fueron constantes hasta que tuvo 12 años, guardó silencio sobre lo sucedido.

"Yo sabía que me dolía en ese momento cuando pasó eso, pero no sabía, estaba confundida y él me dijo que no dijera nada y pues por eso nunca dije nada porque pues a mí me daba miedo [porque] él me decía que me iba a mandar a la casa de mi abuelita, de su mamá, y que ya no iba a ver a mi mamá y eso me dio mucho miedo y pues yo dije ‘yo conozco el carácter de mi mamá' y me daba miedo también. La verdad no sabía qué pensar", se sinceró.

Ahora, a sus 32 años, Chiquis asegura que no le guarda rencor a su progenitor, quien cumple condena en la cárcel. "Yo lo perdono, es mi papá al fin del día. Yo creo que a lo mejor le pasó algo a él, no lo estoy justificando, lo que él hizo no estuvo bien, no está bien, pero yo siento que a lo mejor necesitaba terapia o necesita terapia", afirmó.

"Me da tristeza que esté en la cárcel, pero pues hasta que él acepte bien, bien y me pida perdón porque aún no me ha pedido perdón, pero yo lo perdono. No soy Dios, no soy nadie para juzgar y yo se lo dejo en las manos de Dios", agregó la intérprete, quien tiene intención de ir a visitarlo al centro penitenciario. "Mi hermana ya fue y dice que lo ve diferente, que hablaron […], pero yo sí quiero ir a verlo, a ver cómo está y a ver si admite lo que pasó, lo que hizo", aseguró.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

A pesar de que han transcurrido veinte años, la primogénita de Jenni reconoció entre lágrimas que aún sufre las secuelas de la violación. "Gracias a Dios tuve una madre con ovarios que nunca me dejó que me sintiera la víctima, siempre me decía ‘tú eres fuerte y tienes que seguir adelante'. Pero yo creo que ahora sí ya de grande me está afectando un poquito".

Y es que debido al abuso sexual que sufrió de niña, Chiquis admitió que le cuesta confiar en los hombres. "Es difícil confiar en un hombre", se sinceró la también empresaria, quien también reveló que en su anterior relación con Ángel del Villar, "estaba buscando" la "figura de un padre". "Yo creo que por eso aguanté tanto o me quedé en esa relación sabiendo que no era buena para mí. No quiero hablar mal de él para nada, fueron momentos bonitos, pero sí fue una relación muy difícil", admitió Rivera, quien hoy se da una nueva oportunidad en el amor con Lorenzo Méndez.

Advertisement