Una fuerte revelación sobre Jenni Rivera quedó al descubierto gracias a su hija Chiquis, quien dio a conocer cómo reaccionó la Diva de la banda cuando supo que su primogénita tenía una relación con otra mujer.

Anuncio

A principios de noviembre, Chiquis lanzó su podcast en inglés que lleva por nombre Chiquis and Chill; en el cual, además de abordar diversos temas de interés, narra anécdotas de su vida. Así, la primogénita de Jenni Rivera recordó el momento cuando mantuvo una relación sentimental con otra mujer y cuál fue la reacción de su famosa madre ante ello.

"Mi mamá era una mujer muy abierta y dura; [aunque] verde en algunos aspectos de su vida", reveló Chiquis en dicha emisión. "Tuve una novia a los 23, hablo acerca de esto en mi libro, [mi mamá] se dio cuenta porque mi hermana le dijo. Ella ya no está para defenderse, pero es la verdad, y con todo respeto, ella estaba como 'si quieres ser gay y quieres estar con esta chica, te tienes que mudar y vas a perder todo los beneficios que tienes como mi hija'".

Janney Marín Rivera, nombre real de la cantante, relató que trató que explicarle a la Diva de la banda su sentir, pero no pudo doblegarla. "Es difícil, porque yo nunca había dicho esto abiertamente. Nunca quise hacer ver mal a mi mamá. Todos tenemos que respetar los pensamientos y sentimientos de otros y [entender] la forma en que ella fue criada", confesó.

Chiquis explicó que su atracción por aquella chica era más espiritual, debido a que había sufrido abuso sexual y no estaba interesada en algo más allá, aunque considera que siempre ha sentido una cierta atracción por las mujeres. "Siempre digo esto, creo que soy como 20 por ciento lesbiana. Me tomo un poco de vodka y me pongo como que solo quiero besar a chicas", mencionó.

Jenni y Chiquis Rivera

"[Pensaba] 'pero yo amo a esta chica, sabes'. Y lo extraño es que ni siquiera tenía algo sexual con ella. Todo era mental y me sentía diferente. No sentía la presión de tener relaciones sexuales. No había sexo. Solo nos besábamos y nos agarrábamos de la mano y yo sentía que, 'Oh, alguien me quiere sin querer tocarme de manera sexual'", concluyó.