En exclusiva con People en Español, Chiquis destapa la verdad sobre su fallido matrimonio con Lorenzo Méndez y comparte cómo sanó sus heridas y se reencontró con el amor.
Anuncio

El día de su boda, antes de llegar al altar, Chiquis experimentó su primer ataque de pánico. Si bien ese debería ser el día más feliz de su vida —y se sentía "como una princesa" con su vestido blanco— la cantante estaba llena de dudas sobre su matrimonio tras sufrir varias decepciones. "Algo pasó antes de casarnos que dije: 'Tengo que parar esto'. Pero no lo paré por que ya invertimos tanto dinero, ya el mundo está esperando que nos casemos. Yo sí estaba triste, pero dije: 'Me voy a divertir, me encantan las fiestas'", cuenta la artista de 36 años, quien caminó hacia el altar confiando en que su unión sería para toda la vida e ignorando la corazonada que le decía que estaba cometiendo un error. "Fue cuando tuve mi primer ataque de ansiedad. Nunca había sentido eso. Lo sentí entrando a la iglesia".

En su nuevo libro Invencible, Chiquis revela porqué tenía dudas de darle el sí al cantante Lorenzo Méndez esa tarde del 29 de junio de 2019 en una iglesia en Pasadena, California: la también cantante temía que la adicción de Méndez a la cocaína y el alcohol terminarían destruyendo su relación. "Eso causa mentiras y yo con las mentiras no puedo. Ya cuando alguien te miente no hay esa misma confianza, ya las cosas no son iguales", afirma ella. "Si él hubiera seguido con el proceso del AA [Alcohólicos Anónimos], las cosas fueran muy diferentes". 

Según ella narra en el libro, a la venta el 8 de febrero, uno de los momentos culminantes fue cuando después de una fiesta en su casa, Méndez en estado de ebriedad se puso agresivo, la agarró por el cuello después de una discusión y le escupió la cara, acciones presenciadas por el hermano de la cantante, Johnny. "He escuchado ciertas cosas que ha dicho", dice Chiquis sobre la reacción de su expareja a su nuevo libro, "pero no me preocupa porque estoy tranquila, porque tengo testigos. No estoy echando mentiras, no es para que él se vea mal. No quiero hacer nada para jamás dañar a alguien. Es parte de lo que pasó, es la verdad".

Por su parte, Méndez no quiso comentar sobre estas declaraciones de su ex. "En este momento no tengo comentario al respecto", dijo Méndez a People en Español. "Me encuentro trabajando en el lanzamiento de próxima producción musical y en el del nuevo artista masculino de mi empresa LM7, Ronny Mercedes".

Chiquis en sí sigue más ocupada que nunca. La cantante está trabajando en su cuarta producción discográfica, con la que espera ganar otro premio Latin Grammy y tendrá más presentaciones musicales este año. Su podcast Chiquis and Chill sigue arrasando en iHeart, Amazon Music y Spotify. Su imperio como empresaria sigue creciendo con la expansión de su línea de maquillaje y cuidado de la piel. Y como si fuera poco, es la presentadora y productora del reality show Lo mejor de ti con Chiquis (Universo), con el que espera transformar las vidas de sus participantes.

¡Y vaya si la suya ha dado un cambio total! Tras separarse de Méndez en el 2020, Chiquis volvió a encontrar el amor en el fotógrafo Emilio Sánchez. ¿Cómo va el proceso de divorcio con Méndez? ¿Qué va a pasar con sus óvulos congelados? ¿Quiere ser madre y volverse a casar? ¿Habrá reconciliación con su abuela, sus tíos Rosie y Juan? La cantante habló de todo esto y más con People en Español.

Chiquis Rivera
Credit: Orlando Naranjo

¿Fue catártico escribir este libro? ¿Cómo fue revivir estas experiencias que te han marcado?

Fue intenso, pero también fue algo que me ayudó a sanar muchas heridas. Cuando escribo es una forma de decir: 'Voy a escribir esto y lo voy a dejar, voy a cerrar este capítulo de mi vida'. Pasaron muchas cosas, porque este libro empieza donde terminó Perdón, así que es como revivir esos momentos que no fueron tan agradables, pero lo vi de otra manera. Lo empecé a escribir en el 2019 y pasaron muchas cosas, especialmente en el 2020. Fue un proceso muy bonito, largo pero necesario. 

¿Cuál fue la parte más difícil de escribir, lo más difícil de contar en el libro?

Más que nada situaciones con mi familia que han pasado. Igual porque hay amor, hay cariño, hay respeto y eso es algo muy delicado. Somos muchos en este medio y creo que por eso hay tantas opiniones. Quería explicar porque creo que todos tenemos problemas o desacuerdos en la familia, eso existe, pero porque somos tantos en este medio se habla más de nuestra familia. Y sí, son muchas cosas que han pasado por años, y eso es lo que explico en el libro para que entiendan un poquito el porqué. Eso me preocupó, porque quiero mucho a mis primos, pero es parte mi historia, es parte de mi jornada.

Te has distanciado de tu abuela, Doña Rosa. ¿Cómo va la relación con ella y con tu hermana Jacqie?

Con mi hermana gracias a Dios estamos muy bien, he tenido muchísimas juntas. Ahorita estamos todos trabajando como equipo. Los que estamos más activos somos Jacqie, Johnny y yo, que nos estamos ocupando de las cosas de mi mamá. Ahorita la relación está muy bien. Con mi abuelita no hay comunicación. Hay cariño, y yo la verdad estoy muy agradecida con ella porque para mí fue como otra mamá. Fue mi primera madre, hasta lo digo en el libro. Con ella aprendí mucho y me enfoco en esas cosas positivas. Ahorita no hay comunicación, pero todos los días pido por toda mi familia. Les deseo lo mejor a todos. 

Chiquis Rivera
Credit: Orlando Naranjo

¿Crees que hay reconciliación posible con tus tíos Rosie y Juan, con quienes surgieron conflictos después de realizarse la auditoría de las empresas de tu mamá?

Creo en el perdón, tengo un libro que habla del perdón y para mí eso es muy importante. ¿Quién soy yo para no perdonar? Ahorita estamos todos en un proceso de sanación, hay tanto cambio que ahorita mi prioridad son mis hermanos. Mi enfoque es el legado de mi mamá, de hacer ciertos cambios, de ayudar a mi hermana a mejorar ciertas cosas y llevar la carrera de mi mamá a otro nivel. Me estoy enfocando en eso. No puedo decir no o sí, creo que todo es posible en esta vida y soy una mujer que sí cree en el perdón. Creo que no más es cuestión de tiempo, y que cada quien tome su tiempo para reflexionar. 

¿Qué proyectos profesionales te tienen ilusionada?

Viene mi cuarta producción, estoy feliz. Tengo muchas metas. ¡Quiero otro [Latin] Grammy, otros dos, otros tres! Estoy haciendo todo lo posible de que este disco sea aún mejor que el último. Ahorita estoy en pláticas con ciertas personas que todavía no puedo decir los nombres, pero quiero hacer unas canciones con una mujer que admiro mucho, que en la música le está yendo muy bien ahorita. Y acabo de hacer esta canción con Becky G y con Thalía que nos fue muy bien. Este disco va a ser regional mexicano, banda, pero tengo ahí cumbia porque es también lo que me gusta. Tengo unas cuantas canciones de cumbia. Viene fuerte el disco. Para mí, soy mi propia competencia. Tiene que mejorar el último, Playlist, que fue el que se ganó el Latin Grammy. 

¿Cómo encuentras ese balance dentro de todos los proyectos que llevas a la vez? 

El estar ocupada me ayuda tanto, me siento útil, me siento realizada al estar haciendo diferentes proyectos. Todo lo que hago es algo que me apasiona, para mí es muy importante. Me ayuda salir adelante siendo una mujer que ha vivido ciertas cosas que no son tan positivas. Es decir: 'OK, tengo que encontrar el tiempo para trabajar y también el tiempo para cargar baterías, para descansar y no hacer nada de trabajo'. Usualmente hago eso los domingos; me gusta divertirme, me gusta salir. Es muy importante que uno sea intencional y diga: 'Hay días para trabajar y ya el fin de semana hay que enfocarnos en la familia, hay que enfocarnos en la pareja'. Tengo mi rutina todos los días en la mañana que me enfoco: una hora en meditación, en oración, en leer, y eso me ha ayudado mucho a poder tener esa fuerza para seguir adelante. 

Chiquis Rivera
Credit: Orlando Naranjo

Hablemos del "chico de los ojos lindos", como describes a tu novio Emilio Sánchez en el libro...

Por primera vez en mi vida te puedo decir que estoy con alguien que siento que sí me acepta cien por ciento por la persona que soy, realmente no me quiere cambiar. Tenemos muy buena comunicación, estamos en la misma frecuencia en el aspecto de que hago mis terapias, el también. Creo que eso nos ha ayudado mucho a comunicarnos bien y cada quien decirnos que es lo que queremos y no queremos en la relación. Él también pasó por una relación medio difícil, así que usamos esas cosas para que esta relación sea diferente. Estamos en la misma página. Estoy tranquila, me deja trabajar, me deja hacer lo mío. Él también está superocupado con su trabajo y eso ha ayudado muchísimo. Estoy feliz, estoy en paz. 

¿Cómo va el proceso de divorcio?

Acabo de hablar con mi abogada y estaba muy decepcionada porque tenía la fecha de corte en enero y el juez me la movió hasta abril. Ya estoy como que ya, yo ya quiero terminar con eso. Ya entregué todo lo mío, el papeleo que piden y él, pues, no. No sé si su abogado no está comunicándose con él. No he hablado con él en mucho tiempo, así que nada más estoy esperando que él haga su parte, porque él no ha entregado ciertas cosas y eso es lo que ha tardado este proceso más de lo que yo he querido. Pero tengo mucha fe que ya va a terminar esto pronto. Sí yo creo que sí [lo veré en corte en abril], le pregunté a mi abogada y dice que es mi decisión. Si el juez me dice que él concede el divorcio —que es lo que espero— vamos a tener que estar ahí los dos para firmar. 

¿Qué crees que va a pensar Lorenzo al leer tu libro? ¿Tú hablaste con él antes de escribirlo o publicarlo? 

Él sabía que estaba escribiendo un tercer libro, empecé a escribirlo cuando estábamos juntos, ya estábamos casados y él sabía. Ya después no he hablado con él del libro. He escuchado ciertas cosas que ha dicho, pero no me preocupa porque estoy tranquila, porque tengo testigos. No estoy echando mentiras, no es para que él se vea mal y todos los días, especialmente cuando estaba escribiendo el libro, I check in with my heart. Me pregunto: '¿Mi corazón está en el lugar correcto?' No quiero hacer nada para jamás dañar a alguien. Es parte de lo que pasó, es la verdad y desafortunadamente nuestra relación fue muy pública y se dijeron muchas cosas. Y siento que como mujer tengo que aclarar cosas porque muchas personas estaban como que no nada más era mi relación con él, daban su opinión y era la relación de mucha gente. Ahora pueden leer este libro y saber la realidad de las cosas. 

Chiquis Rivera
Credit: Simon and Schuster - Atria

Cuentas en el libro que una vez después de una fiesta, Lorenzo te agarró por el cuello. Violencia doméstica es lo que estás narrando... 

Sí, es algo que prefiero no hablar más. Por eso lo escribí porque para mí me ayuda, escribirlo y dejarlo. Le quiero pedir a las personas que se tomen el tiempo de leer el libro y a partir de eso van a poder aprender muchas cosas y no ignorar las banderas rojas.

¿Sentiste miedo después de ese momento de seguir durmiendo y conviviendo con él?

Miedo, no te puedo decir que tenía miedo. Estaba decepcionada porque creía en mi matrimonio, me casé para estar casada toda la vida. Tuve esa decepción de decir: 'Esto no va a funcionar'. Lo sabía antes de casarme, pero estaba completamente enamorada de esta persona. No puedo decir que sentí miedo, porque también soy buena para defenderme. ¡Yo no soy una que se va a dejar! Pero no puedo decir que estoy orgullosa de eso porque no debemos estar en una relación que te fuerza a tener que defendernos. Tenemos que estar en una relación con una persona que nos va a cuidar. Eso lo tuve que pasar para entender lo que realmente me merezco como mujer. 

En tu boda, que se supone que sea el día más feliz de tu vida, cuentas que tenías ataques de pánico, que tenías dudas antes de casarte, de dar un paso en falso…

Estaba ilusionada. Cuando llegó ese día me sentía bonita, me sentía como una princesa, como que 'Wow, esto es para toda la vida'. Estaba lista para casarme, estaba lista para hacer este compromiso y dejar ciertas cosas atrás. Una mujer casada no puede seguir saliendo todo el tiempo con sus amigas o irte de viaje. Hay cierto respeto y ya estaba lista, pero sentía en mi corazón que él no estaba listo porque pasaron ciertas cosas y lo explico en el libro. Algo pasó antes de casarnos que dije: 'Tengo que parar esto'. Pero no lo paré por que ya invertimos tanto dinero, ya el mundo está esperando que nos casemos. Sí estaba triste, pero dije: 'Me voy a divertir, me encantan las fiestas'. I'm going to have fun, pero fue cuando tuve mi primer ataque de ansiedad. Nunca había sentido eso. Lo sentí entrando a la iglesia. 

Chiquis Rivera
Credit: Orlando Naranjo

El día de tu boda tienes una llamada muy emotiva con tu papá, te llama de la cárcel. ¿Cómo va tu relación con él?

La última vez que hablé con él fue el día de mi boda. Ya después no he hablado con él, no he ido a visitarlo. Sí había puesto una aplicación para ir a verlo en persona, en la cárcel, pero no lo aceptaron, así lo dejé. Dije: 'Lo intenté'. Fue más para poder hablar con él frente a frente, que él pudiera admitir lo que hizo, pero ya lo dejé, tengo que enfocarme en otras cosas. 

¿Sientes que has podido sanar después del abuso sexual de tu papá? ¿Esa herida sanó? 

Creo que [sí] gracias a mi mamá, a que tuve su apoyo, a que nunca me dejó sentirme como una víctima. Ella me mandó a terapia y sigo con mis terapias hasta el día de hoy. Eso me ha ayudado. Uno siente: 'Ya sané esa parte de mi vida', pero luego pasan ciertas cosas como un divorcio o cuando estás en una relación que no es saludable para ti, y te das cuenta [que] ya vienen estos problemitas de daddy issues [traumas de tu padre]. Todavía tengo que sanar un poquito más. Pero ya me siento mucho mejor, hago mis terapias y leo ciertos libros y eso me ha ayudado. Todas las experiencias de mi vida me han ayudado a ser más fuerte, más madura y me siento bien. No le tengo resentimiento para nada, no me siento mal. Antes me sentía avergonzada de eso, sentía como que Oh my God, estoy sucia, pero ya no me siento así. Siento que es una parte de mi vida, pero eso no define la mujer que soy, o la persona que voy a ser... Lo único que quiero —y que voy a aceptar en mi vida— es amor. Amor propio, primeramente, y lo que yo estoy dando, que me den. Ya no voy a aceptar nada menos.

Chiquis Rivera
Credit: Orlando Naranjo (2)

¿Qué pasó con los óvulos que decidiste congelar cuando estabas con Lorenzo?

Esa idea de congelar mis óvulos fue cuando estaba casada. Habíamos hablado y no estaba necesariamente lista para hacerlo. Pero me había dado cuenta que tenía los quistes en el ovario izquierdo y tenía endometriosis. Entonces me dijo el doctor: 'Estás joven pero por esos problemitas que tienes tenemos que hacer esto si quieres tener hijos'. Nunca hice los embriones, empecé el proceso de congelar los óvulos porque nada más quería hacer eso, no tener esa responsabilidad de tener embriones porque siempre sabía que algo está raro aquí. No se pudo hacer, iba a empezar el proceso este mes, pero tenemos que esperar hasta febrero ahora porque me enfermé en las fechas de mi ciclo menstrual y uno tiene que estar super saludable, así que me tengo que esperar hasta febrero. Pero ya estoy hablando con el doctor todos los días del proceso, de las pruebas de sangre, estamos en comunicación. Me gustaría hacerlo naturalmente, a ver si me embarazo, pero si no se puede, ahí tengo ese backup [respaldo].

¿Quieres ser madre con Emilio, quieres tener hijos con él, casarte con él? ¿Cómo ves un futuro a su lado?

Lo estoy tomando día a día, soy muy honesta con él. Quiero terminar lo de mi divorcio y no quiero ni pensar en casarme otra vez ahorita hasta que pueda terminar esto. Él lo entiende, él sabe todo lo que está pasando desde el día uno. En cuestión de bebés, él es la primera persona que me ha dado esa seguridad de decir: 'Wow, si tuviera un bebé con esta persona'…sí me gustaría tener un bebé y estar con esa persona toda la vida. Pero también pienso más en si las cosas no funcionan con esa persona, ¿me gustaría compartir un bebé con el? Y sí, él es una muy linda persona, muy maduro y sé que sería un padre excelente. Por eso lo he pensado mucho más con él. Si pasa, pasa, que sea lo que Dios quiera.

Hablas también en el libro de pensamientos suicidas que has tenido y que oíste la voz de tu mamá diciéndote que ese no era el camino….

He tenido unos cuantos momentos así, empezando la primera vez, fuerte, en el 2012 cuando fue la separación de mi mamá, cuando tuvimos ese problema [involucrando al entonces esposo de Jenni, Esteban Loaiza]. Salí gracias a Dios por mis amigos porque me cuidaron mucho. La última vez fue cuando tuve esta depresión después de la separación de mi ex y tuve problemas con mi familia. Ya miraba como que: 'Mis hermanos ya están grandes, ya no les importo'. Me sentía muy sorry for myself [lástima conmigo misma], pero gracias a Dios, sabía que no es la solución. Sí sentía que mi mamá decía: 'Don't bitch out'. Me decía: 'No te puedes dar por vencida'. Sí creo mucho en Dios y creo que cuando falleces quizás podemos ver a las personas que se fueron, y quiero ver a mi mamá. Yo sé que si hago eso, no la voy a volver a ver. Son momentitos y ahora lo que hago es decir: 'Todo va a pasar, this too shall pass', y nada más me enfoco en mi fe y es lo que me ha ayudado. 

Lorenzo compartía esa fe contigo y hay momentos, como cuando se bautizaron juntos en el Río Jordan en Israel, que te dan esperanza de que las cosas van a cambiar. Pero luego viene otra decepción…

No había estabilidad y eso te causa inseguridades, te enferma, it makes you bitter, te amarga. Fue muy difícil. Yo dije: 'No quiero seguir otro año'. Ya eran más de cuatro años así. Tenía que tomar una decisión y fue la decisión más difícil para mí porque aún estando enamorada no estaba dispuesta a que me decepcionen por lo mismo, over and over [una y otra vez]. No puedo, ahora tengo que elegirme a mí misma, amarme, enfocarme y encomendarme a Dios de que me va a sacar de este dolor. I choose myself. Le digo que no a las cosas que no me ayudan, que no me sirven. 

Cuentas en el libro que él tenía una adicción a la cocaína y al alcohol. ¿Crees que si no, hubiera funcionado tu matrimonio?

Sí, yo creo que sí. Definitivamente creo que sí porque eso causa mentiras y yo con las mentiras no puedo. Ya cuando alguien te miente no hay esa misma confianza, ya las cosas no son iguales y te causan pensar cosas que ni están ahí. Inseguridades en ti misma y en esa persona, y es algo muy incómodo. Yo creo que sí, que si él hubiera seguido con el proceso del AA [Alcohólicos Anónimos] las cosas fueran muy diferentes. 

¿Qué quieres que la gente sepa de este libro?

Es importante que sepan que hablo de experiencias que he pasado y este libro es lo que quiero que se lleven. Si yo pude con todo esto, si yo puedo, ustedes también. Es más para empoderar, para inspirar. Hablo de cosas que no son tan bonitas, pero creo que el cambio real es cuando uno es brutalmente honesto y es lo que soy. Es mi misión en esta vida ser transparente y poder ayudar a personas a través de mis libros, de mi música a que sanen, para que aprendan, para que crezcan. Este libro es más allá de los chismes, es mucho más que eso. 

¿Cómo te llenas de buena vibra, qué te hace feliz?

En mi tiempo libre me encanta estar en mi casa, me encanta cocinar, me encanta limpiar. Me encanta hacer cosas que hacen sentir 'normal'. Soy mujer antes de cantante, antes de reality star. Eso realmente me hace feliz, sentarme y ver una película, leer un libro, hacer ejercicio. Me encanta manejar, subirme al coche, escuchar música y manejar solita. Me encanta irme a comer solita. En la mañana es importante tomar ese tiempo de callar la mente, meditar, escuchar música que te inspira, eso me hace feliz. 

¿Qué te da ese poder interno, esa seguridad y belleza que proyectas?

Me hace sentir bella saber quién soy en mi corazón, saber que todo lo que he pasado was meant to break me [estaba supuesto a romperme], pero fui fuerte y fui invencible y pude al final mejorar y ser mejor versión de mí misma —y eso es lo que realmente me hace sentir bella. Me siento muy segura de la persona que soy y eso me hace proyectarlo físicamente y decir: 'Camino con la frente en alto porque sé quien soy y no me avergüenzo de nada'. Eso me hace sentir unstoppable [imparable].