La presentadora venezolana Chiquiquirá Delgado habla de sus grandes amores: el periodista Jorge Ramos, y sus hijas Marielena y Carlota.

By Lena Hansen
March 30, 2018 03:06 PM

Las apretadas agendas laborales de Jorge Ramos y Chiquinquirá Delgado no son obstáculo para que la pareja pase tiempo de calidad juntos. La presentadora y diseñadora venezolana habló con People en Español sobre cómo logra el balance entre su vida profesional y personal.

“Mi relación con Jorge está muy bien,” dice sobre el presentador de Noticiero Univisión y Al Punto con Jorge Ramos. “Yo creo que eso de las agendas apretadas, cuando tú quieres siempre sacas el tiempo y siempre planificas. Tenemos prioridades también, tratamos de no alejarnos muchos días, que no sea máximo una o dos semanas que no nos veamos, y enseguida uno va donde está el otro.”

(Photo by Gustavo Caballero/Getty Images for Miami Fashion Week)

Delgado también atesora el tiempo con sus hijas Marielena Dávila, de 25 años, y Carlota, de 7. “Están en dos edades muy distintas,” dice de sus retoños. “Con Carlota me divierto y me disfruto esa etapa de la escuela, de los juegos, de los comentarios divertidos, me la paso riendo todo el día,” añade de la pequeña, quien vive en Miami con ella y Ramos.

Las ocurrencias de la niña —hija del presentador venezolano Daniel Sarcos— la sorprenden: “Me asombro de a veces estos niños que no tienen tamaño para lo que saben y dicen. Ella ha crecido en una casa de adultos y un mundo de adultos porque es la única niña, entonces es como una viejita en un cuerpo chiquito.”

Por su parte Dávila vive en Los Angeles, donde se abre camino en el mundo de la actuación.“A Marielena estoy apoyándola mucho en su sueño en Los Angeles, ha hecho varios avances y proyectos pequeños, y está más a la espera de ese gran proyecto que le llegue,” añade de su primogénita.

La joven actriz, quien ya ha protagonizado telenovelas y es hija del cantante venezolano Guillermo Dávila, no deja de maravillar a su orgullosa mamá. “La admiro mucho porque estar en Los Angeles no es fácil, sobre todo lejos de tu familia”, concluye Delgado. “Así que ella es mi héroe.”

Advertisement


EDIT POST