La cantante española Chenoa está bajo el ojo del huracán tras pedirle a reporteros en España que se paren a un metro de distancia de ella para evitar contagiarse de coronavirus.

 

 

Anuncio

El pánico que ha creado la propagación de coronavirus ha llevado a varios artistas a cancelar o posponer sus compromisos personales y de trabajo. Maluma ha pospuesto un magno concierto que se llevaría a cabo en Italia; Katy Perry canceló sus planes de boda en Japón; y el festival musical Ultra, que se lleva a cabo anualmente en Miami, ha sido cancelado hasta nuevo aviso.

Pero una que no ha dejado de trabajar es la cantante Chenoa, quien a su llegada a Madrid fue recibida por un puñado de reporteros y su reacción ante el acercamiento de la prensa en este momento cuando hay alertas de salud a nivel mundial está dando mucho de qué hablar.

A su llegada a la capital española, la cantante le pidió a los reporteros que se mantuvieran alejada de ella. “Te lo digo en serio”, le repitió a una reportera, según la revista Vanitatis. “Hay coronavirus, ponte a un metro. Es por prudencia. Si escupes saliva en la gomaespuma, ¿qué hago yo?, ¿Lo entiendes no?”

Chenoa
Credit: Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images

La cantante pedía a la periodista mantener su micrófono por lo menos a un metro de distancia para evitar cualquier contagio y así mantenerse sana para continuar con su agenda de trabajo.

“No lo digo a mal. No me pongo mascarilla porque no estoy mal pero no quiero estar mala, ¡tengo que trabajar!”, explicó la cantante a la prensa, según la publicación.

Obedeciendo a la cantante, los reporteros presentes continuaron con la entrevista en la que le preguntaron sobre su próxima boda y ésta les contesto amablemente. “Él [está] trabajando mucho también, no nos está dando tiempo a estar nerviosos, pero lo estaremos, seguro”, comentó.

La reacción de la intérprete ha sido criticada en las redes por quienes aseguran que exageró en su trato hacia los reporteros. Sin embargo, otros la apoyan por tomar sus precauciones.

Lo cierto es que los casos de pacientes con el virus continúa en aumento a nivel mundial y las autoridades de salud instan a seguir un protocolo de higiene personal para evitar o disminuir su propagación.