Fabián Ríos, África Zavala y otras estrellas de telenovela comparten con People en Español el regalo más especial que han recibido a lo largo de sus vidas durante la Navidad.

Por Moisés González
Diciembre 24, 2019
Anuncio

La Navidad es una época para compartir en familia emotivos momentos, pero también es el pretexto perfecto para recibir esos regalos que tanto anhelamos, especialmente durante la infancia, donde la magia de esta época del año está más viva que nunca.

Catherine Siachoque y otras estrellas de telenovela nos comparten en exclusiva cuál ha sido ese regalo inolvidable que han recibido durante las fiestas decembrinas.

África Zavala
El regalo que más recuerdo fueron unas zapatillas de tacón de princesa que yo quería mucho de pequeña y ahora sé que mi mamá hizo de todo para poder conseguirlas porque no era fácil encontrar unos zapatos así para una niña. Recuerdo que apenas podía caminar, pero estaba feliz.

África Zavala.

Fabián Ríos
El regalo que más recuerdo fue uno que me hizo mi padrastro cuando estaba pequeñito. Yo nunca había tenido una muy buena relación hasta hace muy poco que nos reconciliamos como amigos y cuando yo era niño me regaló una moto maravillosa que me hizo muy feliz en ese momento. Creo que ese recuerdo lo tengo porque de alguna u otra manera hoy en día siendo mi amigo sé que todo se puede arreglar tarde o temprano. Lo importante es estar dispuesto.

Fabián Ríos.

Carolina Gaitán
Me acuerdo que una vez mi esposo me regaló unos zapatos que quería mucho, pero yo no me esperaba que me los regalara y los tenía empaquetados debajo del árbol de sorpresa. Eran unos zapatos que todavía tengo y que adoro, siempre me gustaron y mi esposo me los regaló, así que ese día me acuerdo que fue muy emocionante. Creo que las cosas que no te esperas siempre son una gran sorpresa.

Carolina Gaitán.

Catherine Siachoque
Tengo varios, como cuando nos regalaron las primeras bicicletas a mi hermano y a mí y al otro día salir a aprender a montar.

Catherine Siachoque.

También me acuerdo mucho de una Navidad que mi mamá me compró una muñeca que hablaba, caminaba, que eso ahora es como normal pero en aquella época una muñeca que hablara, que caminara, que hiciera todas esas cosas era ‘guau’ y mi mamá y mi papá me la compraron. Y yo me puse a llorar ‘yo no quería una muñeca, yo quería un carro’ y le digo a mi mamá ‘mami juega tú con la muñeca que yo estoy cansada’ y me fui a jugar con el carro de mi hermano’.