Otro royal más que desafía a la reina hablando de sus problemas personales con los medios. Mientras la princesa Beatriz asegura que su mamá, Sarah Fergusson, es la persona más incomprendida de la famila real, según dice su propia mamá, la exmujer del príncipe Andrés le cuenta a una revista que sus hijas lo están pasando fatal por culpa de su padre.

Por Nuria Domenech
Diciembre 15, 2019
Anuncio

No sabemos qué opinará la reina en particular de la reciente entrevista que Sarah Ferguson compartió con la revista Vogue Arabia Saudí pero, por lo general, sí sabemos que detesta que personajes pertenecientes a la familia real aireen sus problemas privados con la prensa.

Sólo este año ya pasó por el disgusto de la entrevista para televisión de Meghan y Harry en África donde hablaban de sus problemas sin tapujos; después, el grave error mediático del príncipe Andrés al hablar en televisión del caso Epstein, que le costó la retirada de su cargo y ahora Sarah Ferguson, quien abre su corazón para una revista acerca de los sentimientos de sus hijas y muchas cosas más.

“Los últimos seis meses están siendo muy duros para las niñas y para mí. Yo soy fuerte, pero creo que es imprescindible hablar más sobre salud mental”, dijo refiriéndose a los momentos tan difíciles que están viviendo las personas más cercanas al príncipe Andrés.

Sarah Ferguson también afirmó sentirse identificada con Meghan Markle, pero no quiso aventurarse a darle ningún consejo “porque luego se sacan de contexto”, dijo cubriéndose las espaldas para evitar males mayores.

Según la exmujer del príncipe Andrés, su hija, Beatriz de York, asegura que su mamá es la más incomprendida de la familia real. Seguramente sea precisamente ella, la princesa Beatriz, quien más esté sufriendo todo el maremágnum organizado alrededor de su padre, puesto que el drama coincide con los preparativos de su próxima boda con el italiano Edoardo Mapelli Mozzi.

Sarah Ferguson no pudo dejar de dedicar unas palabras muy cariñosas en su entrevista al recuerdo de su querida amiga y cuñada, Lady Di.

Esta última protagonizó una de las entrevistas más sonadas de la historia, cuando confesó antes las cámaras que su matrimonio fue cosa de tres, para evidente espanto de su suegra la reina.