La conductora venezolana se abrió en canal en su entrevista más profunda y dio a conocer el duro episodio que vivió el día que salió de Suelta la sopa.
Anuncio

Es una de las mujeres más influyentes del momento. Carolina Sandoval ha sabido inventarse y reinventarse con creces después de cada caída, y siempre con un éxito abrumador.

Reconocida en la mismísima Casa Blanca y con nada menos que 3 millones de seguidores en Instagram y casi 10 millones en Facebook, se ha convertido en una de las influencers más destacadas de los últimos tiempos.

Pero como ella misma ha confesado, no ha sido un camino de rosas. Gane más o menos que otros, también ha vivido episodios muy duros, unos más públicos que otros. Y también se ha atrevido a contarlos.

En su entrevista más reciente y, podría decirse, una de las más poderosas en los últimos tiempos, con su compatriota y colega Érika de la Vega, Carolina volvió a hablar de momentos buenos y menos buenos de su trayectoria. Pero hubo uno que conmovió especialmente y que hace referencia al susto de salud que vivió el mismo día que salió de Suelta la sopa.

Carolina Sandoval
Credit: Instagram Carolina Sandoval

Son muchas las veces que ha compartido cómo fue aquella decepción. Lo ha narrado y dado a conocer su verdad sin tapujos ni filtros. Pero en esta ocasión, dio un paso más allá y relató el durísimo episodio que pudo haberle costado un buen disgusto.

"Me puse muy brava, me puse furiosa, prendí el teléfono y sentía que tenía que comunicarle a quienes me siguen lo que había ocurrido. Si me preguntaras hoy en día si lo volvería a hacer, sí, yo siempre voy a prender la cámara, pero ese día dos niñas se han podido quedar huérfanas porque todos sabemos que un momento de rabia te puede llevar a terribles episodios cerebrovasculares", describió en el programa En defensa propia sobre uno de los momentos más angustiosos vividos.

"Érika de la Vega, después de que yo cerré ese en vivo, a mí no me salía una lágrima, yo creo que tú me cortabas y no echaba sangre, yo duré como tres horas doblada en un mueble con la misma ropa con la que iba a salir al aire. Yo estaba en shock, no sé si emocional o como la gente quiera ver de ego, pero yo no entendía que la gente que a las 9 de la mañana me quería y había hablado conmigo, a las 3 de la tarde no fue capaz de tener la empatía de cualquier cosa que hubiese que solucionar decir, 'bueno, haz el programa y después hablamos y vemos cómo lo solucionamos'", prosiguió su relato.

De una manera pausada pero directa, Carolina recordó el duro golpe al corazón y al entendimiento que esto le supuso y que pudo costarle un disgusto mayor. "A mi me cancelaron a minutos de salir al aire... No está bien, lo que pasó después fue creo que más triste para todos porque así nos hagamos los fuertes, sacar de tu vida a personas que tuvieron una importancia en ella a todos les va a afectar", confesó de la ruptura personal con quienes durante mucho tiempo fueron además de compañeros amigos.

Afortunadamente, aquella etapa quedó atrás y pudo superarla después de un tiempo de duelo y asimilación. "Ese fue mi posgrado", dice de la experiencia. "Una de las cosas que he aprendido para que te pasen cosas buenas es sacar a las personas tóxicas de tu vida", expresó.

Y sin perder el sentido del humor, su gran aliado en este camino, añadió algo más. "Yo en tres días bajé 12 libras, ¡pero las volví a engordar! La felicidad te pone a tope", bromeó.

Hoy asegura ser una persona más plena, mucho más fuerte y en la búsqueda de su mejor versión. Ha entendido que su éxito no depende de un show televisivo, sino de ella, de sus sueños y aspiraciones que sigue teniendo y alimentando con mucho amor.