La presentadora les advierte a otras mamás que tengan cuidado a la hora de escoger al padrino de sus hijos. La venezolana arremete contra Carlos Mesber, padrino de su hija Amalia Victoria y productor ejecutivo de Suelta la sopa.

Por Lena Hansen
Septiembre 10, 2020
Anuncio

Carolina Sandoval compartió una tierna foto del bautizo de su hija Amalia Victoria y aprovechó para advertirles a otras mamás que no cometan su mismo error a la hora de elegir al padrino de sus hijos. "Mi Amalia Victoria fue producto del amor de dos venezolanos que la vida volvió a unir y es todo un milagro de Dios", dijo sobre su hija, bautizada en el 2016 en la parroquia Saint Raymond. "Vino a mí luego de varios años de pasar mi cáncer de tiroides y de verdad fue un milagro", añadió en Instagram.  "¿Y saben qué? Mi preciosa, mi muñeca linda, mi pedacito de luz amada y esperada por todos no tendría que estar en medio de este huracán de cosas que pasaron todos estos días, que ya bien saben".

Entonces Sandoval, quien salió repentinamente en julio del programa Suelta la sopa (Telemundo), se refiere en su entrada al padrino de su hija menor, el productor ejecutivo del mismo, Carlos Mesber.

Carolina Sandoval
Credit: (Alexander Tamargo/Getty Images)

"Hoy con el corazón en la mano y convencida de que la familia es la familia, les digo que no cometan el error que yo cometí al meter en la vida de sus hijos gente que NO CONOCEN", enfatiza en su mensaje. "Mi pequeña nunca ha debido tener gente mala en su entorno ni de dudosa calidad humana. En serio les invito a tener personas a su alrededor con sus mismos valores, con la misma moral y los mismos sentimientos. Lean bien: bajo ningún tipo de emoción pueden seleccionar de manera definitiva algo que NO cambiará. NO pueden seleccionar a los padrinos de sus hijos basados en sentimientos y relaciones pasajeras. Elijan bien, ya que el sacramento del bautizo es el más importante o uno de ellos, y no lo cambia nada ni nadie".

Sandoval asegura que se arrepiente del padrino que escogió para su hija menor. "Hoy, cuando yo estoy cambiando el rumbo de mi vida en muchos aspectos, con ayuda espiritual y un gran guía dentro de la Iglesia católica, lo que voy a hacer es encomendar a mi hija un padrino de crianza, un señor decente, un hombre de bien y que seguramente uno de estos días les digo quién será", añadió. "Mi hija Amalia Victoria tendrá un padrino intachable, de familia, sin nada en su existencia que la haga avergonzarse. Y hoy le pido perdón a Dios y al mundo por haber elegido mal y por haber obligado prácticamente a mi esposo a complacerme por un capricho que nos ha costado casi el matrimonio. Esto es la confesión de una madre, ojalá les sirva".