La actriz colombiana dedicó un romántico mensaje a su pareja a través de las redes sociales luego de que ambos se separan por motivos de trabajos.

Por Moisés González
Julio 09, 2018
Anuncio

Si bien no es ni de lejos la primera vez que se tienen que separar por motivos de trabajo, para Carmen Villalobos y su novio, el actor colombiano Sebastián Caicedo, siempre resulta difícil tener que decirse adiós por un tiempo determinado debido a sus compromisos laborales.

En esta ocasión fue el intérprete de 36 años el que tuvo que dejar atrás su casa en Colombia, donde reside junto con la protagonista de la exitosa telenovela Sin senos sí hay paraíso (Telemundo), para comenzar a grabar un nuevo proyecto en otro país.

El próximo reto actoral de Sebastián mantendrá separados a los tortolitos durante los próximos meses, ya que estarán viviendo en países diferentes.

A modo de despedida, Villalobos dedicó a través de las redes sociales un emotivo mensaje a su novio, que enterneció a sus más de 8 millones de seguidores.

“Mi amor te voy a extrañar demasiado. Te amo con toda mi alma y te admiro más. Eres mi vida entera”, expresó la actriz de 34 años por medio de su perfil de Instagram.

Caicedo no se quedó atrás y también gritó a los cuatro vientos su amor por Villalobos.

“La distancia nuestra amiga. Eres el motor de mi vida, mi todo. Te amo con toda mi alma”, escribió por su parte el actor.

A diferencia de otras parejas del medio artístico que terminan desgastadas tras un tiempo separadas, Villalobos y Caicedo han hecho de la distancia su mejor aliada. Y es que, a punto de cumplir diez años de relación, los actores no pueden estar más felices y enamorados a pesar de que han sido muchas las ocasiones en las que el trabajo de ambos ha jugado en su contra.

“Ustedes lo lograron, lograron tener un amor verdadero que ni la distancia los separa. Uno los ve y vuelve a creer en el amor”, comentó una seguidora de la pareja en Instagram.

“No importa el tiempo ni la distancia cuando hay amor verdadero y ustedes son un claro ejemplo de eso”, escribió otra.

Así es. ¡Que viva el amor!