Un triste suceso llevó a Carmen Salinas a poner en riesgo su vida para proteger a su hija menor.

Anuncio

El amor que Carmen Salinas tiene por sus hijos es muy evidente y es por todos conocido que no supera la muerte de su primogénito Pedro Plascencia. Ahora, la actriz reveló un pasaje de su vida donde relató que prefirió ponerse en riesgo mortal para evitar que los familiares de su esposo le quitaran a su hija menor María Eugenia.

"Cuando tuve a mi hija María Eugenia y fui a Guadalajara porque me dijo Pedro, el padre de mis hijos, en paz descanse, ve para que arregles la iglesia para ir a casarnos por la iglesia tú y yo", narró a los medios de comunicación. "Llevaba a mi niña chiquita, de 40 días de nacida, y a Pedrito de cinco añitos. Llegué a la casa de la mamá de mis hijos. Me quisieron quitar a mi hijita. Me golpearon una hermana y un hermano de Pedro. Ella me pegó de cachetadas y yo tenía 40 días de haber parido a mi hija". 

Gracias a esa decisión, la también comediante pudo salvar a su nena. "Me decían 'te largas, pero con tu muchacho [hijo] porque ese está prieto como tú y ese no se parece'; porque la mamá y Pedro eran güeritos".

Carmen Salinas
Carmen Salinas
| Credit: Mezcalent

 "'La niña está güerita como nosotros. Te vas a largar, pero a la niña no te la vas a llevar. ¿Y saben qué hice para que me dejaran salir con mi niña? Me corté las venas. Por un hijo la vida. Pero nunca dejar de verlo, ni permitir que te quiten a tu criaturita", agregó. Mi cuñada gritó 'mamá está vieja ya se cortó las venas'. [Mi suegra respondió] 'Maldita vieja sácala a la calle antes de que se nos muera'. Y me sacaron a la calle. Nada más agarré la martillera de mi hija con su mamila y a mi hijo de la mano, iba desangrándome toda". 

Carmen Salinas está convencida de que los hijos son los más importante; por ello, considera  que luchar con uñas y dientes por protegerlos.