Justo cuando parecía que su vida se derrumbaba, Carmen Dominicci encontró la salvación en una hermosa gata. ¡Conoce su historia!

By Carole Joseph
January 02, 2020 12:30 PM

SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN

Hace diez años, justo cuando su mundo parecía hundirse, una belleza vikinga impidió que Carmen Dominicci se rindiera. “Walkiria [vino] en el peor momento de mi vida. Me acababa de divorciar, me acababan de despedir del trabajo y mi hijo se mudaba para estudiar su carrera universitaria”, cuenta la periodista de 53 años de su gata, a quien bautizó así en honor a las diosas nórdicas que decidían quién debía morir en el campo de batalla.

“Aunque tenía otros gatitos en casa, ella y yo desarrollamos una conexión extraordinaria y juntas salimos adelante. A veces pienso que me lee la mente”.

De hecho, la puertorriqueña y su compañera ojiverde tienen mucho en común. “He sido gatera desde niña. Esto refleja que soy una persona independiente que respeta la individualidad de cada persona”, reconoce la ahora trotamundos, quien comparte sus aventuras por el planeta en su canal de YouTube.

“Walkiria es la razón por la que mis viajes son cortos. Prefiero pasar tiempo en casa antes de salir de viaje nuevamente”.

Cuando están en su hogar en Miami, madre e hija disfrutan de los placeres sencillos. “Es feliz con su comida de bolsa o lata del supermercado”, relata Dominicci.

“Le encanta que le dé masajes, le mantenga su arenero limpio y su agua fresca. Cuando algo de eso falta, me lo deja saber. ¡La peluza es una dictadora!”.

Advertisement