LIVE

Racista y aborrecible, así han catalogado algunos la caricatura de la soberana y la duquesa de Sussex en la que se hace referencia a la trágica muerte de George Floyd en manos de la policía. ¿Ya la viste?

Por Leonela Taveras
Marzo 15, 2021
Anuncio

La revista satírica francesa Charlie Hebdo se encuentra nuevamente en el ojo del huracán por su portada más reciente en la que muestra un dibujo de la Reina Isabel II arrodillada sobre el cuello de Meghan Markle, haciendo referencia a la trágica muerte de George Floyd.

Junto a la caricatura se lee el titular: "Por qué Meghan se fue de Buckingham". En la misma, la duquesa de Sussex responde: "Porque ya no podía respirar".

La controversial publicación se produce después de que la duquesa de Sussex y su esposo, el príncipe Harry, le concedieran una entrevista a Oprah Winfrey en la que hablaron, entre muchas otras cosas, sobre comentarios con tonos racistas dentro de la familia real y de cómo Markle sentía que había perdido su voz al unirse a ella.

La pareja no reveló quién hizo los comentarios durante el primer embarazo de Markle —sobre cuál sería el tono de piel de su hijo al nacer— pero Winfrey aclaró más tarde que no habían sido ni la reina ni su esposo, el príncipe Felipe.

En su conversación con Winfrey, Markle dijo que en ocasiones a ella le negaron el permiso para salir del Palacio de Kensington para ver a sus amistades —y que solo lo hizo dos veces en cuatro meses— lo que la llevó a experimentar una soledad severa e incluso tener ideas suicidas.

En una declaración emitida en nombre de la reina después de la entrevista, el Palacio de Buckingham dijo que las acusaciones de racismo hechas por el duque y la duquesa de Sussex eran "preocupantes" y "tomadas muy en serio". Cuestionado por la prensa durante un evento público, el príncipe William le respondió a un periodista: "No somos una familia racista".

Por otro lado, la portada de la revista francesa ha sido condenada como "aborrecible" y "preocupante" en las redes sociales, y algunos usuarios de Twitter afirman que su sátira se ha vuelto "simplemente racista", según reportes del diario británico The Independent.

Floyd, un hombre afroamericano, murió el año pasado en Minnesota después de que un oficial de policía blanco se arrodillara sobre su cuello durante casi nueve minutos, hecho que provocó una ola de protestas alrededor del mundo. Durante su arresto, que fue grabado por una testigo, Floyd repetía una y otra vez que no podía respirar mientras estaba sujetado en el piso.

La revista aún no ha respondido a la ola de críticas a través de sus redes sociales. Ni el Palacio de Buckingham ni los Sussex se han pronunciado sobre la caricatura.