La rapera dominicana enfrenta una batalla legal contra la popular vlogera Tasha Kebe, a quien acusa de difamación y acoso.
Anuncio

La rapera dominicana Cardi B decidió poner todas las cartas sobre la mesa y frente a un jurado federal confesó la terrible pesadilla que ha vivido a causa del bullying aparentemente perpetrado por la vlogera Tasha Kebe, mejor conocida en YouTube como Tasha K.

Durante la audiencia en la que la youtuber enfrenta cargos por difamación y acoso, la cantante abrió su corazón y dio a conocer que estuvo a punto del suicidio por los comentarios negativos que Kebe compartió con sus miles de seguidores.

"Me sentí extremadamente suicida", reveló la intérprete según la revista Billboard. "Indefensa".

Cardi confesó que las declaraciones de Kebe, quien aseguró que la cantante había contraído enfermedades de transmisión sexual, habían impactado su vida hasta el punto de creer que no merecía haber sido madre.

"Me sentí derrotada y deprimida y no quería dormir con mi esposo", dijo, de acuerdo a TMZ.

La cantante explicó que debido a su estado anímico sintió que no merecía a su hija Kulture, ahora de 3 años, que tuvo con el rapero Offset, en julio del 2018. Además, agregó que sufrió fatiga, pérdida de peso, migrañas y ansiedad, debido a las especulaciones difundidas durante el 2018 y el 2019 por Kebe.

"Sólo una persona malvada haría esa mier…a", expresó la cantante, disculpándose con el juez por el uso de sus palabras altisonantes.

De acuerdo a la revista Rolling Stone, el juicio en contra de Kebe inició el pasado lunes. En la demanda, Cardi acusa a la vlogera de afirmaciones maliciosas, por asegurar que era una prostituta, que le había sido infiel a su esposo, que consumía cocaína y que había contraído herpes y el virus del papiloma humano.

La rapera acusa a Kebe de intentar destruir su carrera haciendo declaraciones falsas en su contra.

Según la rapera, los supuestos testimonios "degradantes y acosadores", empezaron cuando estaba embarazada de su primera hija y la vlogera compartió un vídeo asegurando que la pequeña Kulture sería una niña con necesidades especiales.

"Kebe se obsesionó con difamar y acosar [a Cardi]. En los 16 meses previos a la demanda, Kebe publicó por lo menos 38 vídeos sobre [la rapera]", dice la querella.

La demanda destaca que un vídeo compartido en septiembre del 2018 tuvo más de 4 millones de vistas, una cantidad substancialmente más grande que la audiencia que genera típicamente la youtuber, reportó People.

Por su parte, Kebe ha negado las acusaciones e intentó entablar su propia demanda por asalto e imposición intencional de angustia emocional, alegando que la cantante empezó a hablar mal de ella públicamente, lo que resultó en una ola de amenazas. Sin embargo, el juez a cargo del caso desestimó las acusaciones, según Rolling Stone.

"Kebe no ha presentado ninguna evidencia que demuestre que la demandante fue en efecto quien amenazó a Kebe o que la hicieran sentir que la iba a lastimar", determinó el juez William M. Ray II.

Para información y ayuda en la prevención del suicidio, favor de llamar a la línea nacional al 1-800-273-8255 o visite suicidepreventionlifeline.org.