November 20, 2018 04:33 PM

Las cosas no podían pintar mejor para Cardi B este año. Además de cosechar premios por doquier, convertirse en madre y esposa e hilar éxito tras éxito en la radio la rapera de sangre dominicana ha amasado una fortuna, la cual le ha permitido cumplir uno de sus más caros anhelos: regalarle una casa a todo lujo a su mamá.

La intérprete de “Dinero” estremeció las redes al revelar la compra y compartir una serie de videos para darle a los fans una visita guiada dentro de la mansión que ostenta una cocina a todo lujo con superficies de granito, candiles de cristal y una señorial escalera.

“Siempre ha sido mi sueño el compararle una casa a mi madre. El año pasado estaba tan ansiosa por comprarle una casa a mi mamá pero las que me interesaban no estaban en mi presupuesto ¡¡Yo trabajé y trabajé y ahora aquí estoy!!¡¡Gracias a todos los que me apoyaron para hacer los sueños de mi niñez una realidad! ¡¡Comprarle una casa a mi mama!!”, exclamó la rapera de 25 años. Claro que típico de Cardi acabó su mensaje diciendo: “No me pidan ni mierda cabrones porque ahora tengo cuentas de niña grande que pagar”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Por cuestiones de seguridad, y como resulta lógico pensar, la doña evitó revelar en dónde se ubica la casona. Sin embargo Pagesix. reveló que la propiedada le costó a la cantante la friolera de $600,000.

De acuerdo con dicha fuente en la vivienda hay un enorme sótano completamente terminado y un gimnasio muy grande y sofisticado.

En octubre, la diva fue nombrada la Estrella del Año de People en Español y en entrevista exclusiva reveló que tras convertirse en madre se ha apoyado en las mujeres más importantes de su clan: su madre, su hermana y su abuela.

“[Cuando está] con mi abuela o mi mamá, lo balanceo porque todo el mundo se cansa”, señaló la cantante asegurando que dejaba con los ojos cerrados a su bebé Kulture Kiari en la casa de su familia en el barrio neoyorquino de Washington Heights. “No me gusta irme a dormir y dejarles la responsabilidad de mi bebé porque sé que están tan cansadas como yo. De la misma manera que yo quiero dormir, ellas quieren dormir”

Por lo visto, ahora con la nueva casona, la bebé de cuatro meses tendrá espacio para jugar a sus anchas.

 

 

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST