Los presentadores bromearon este martes durante Un nuevo día (Telemundo) sobre el romance que tuvieron en el pasado, pero no a todos les pareció bien lo que se dijeron. La controversia está servida en las redes sociales.

Por Moisés González
Abril 25, 2018
Anuncio

El noviazgo que vivieron en el pasado Adamari López y Marco Antonio Regil ha sido desempolvado del baúl de los recuerdos con la reciente llegada del presentador mexicano a Un nuevo día (Telemundo). Lejos de ocultarlo, tanto Adamari como Marco Antonio no han dudo en jugar ante las cámaras de televisión con ese vínculo sentimental que los unió en su juventud haciéndose divertidas y picaronas bromas que no han pasado desapercibidas entre el televidente.

Precisamente, este martes los presentadores protagonizaron un divertido/incómodo momento, como se quiera ver, que generó gran controversia en las redes sociales.

La primera en dar rienda suelta a la broma fue Adamari quien, durante una conexión con Marco Antonio, quien se encontraba en vivo desde Las Vegas, dijo lo siguiente:

“Bueno podrá ser recalentado lo que Marco y yo tenemos porque yo estoy aquí… profesionalmente. Mi amor lo quise decir porque coincidimos otra vez”, bromeó López.

Regil decidió seguirle el ‘juego' a su compañera y soltó una frase que fue vista por muchos como una falta de respeto hacia Toni Costa, la pareja de Adamari.

“Adamari yo podría haber sido el padre de tu hija”, le respondió el presentador.

“Que falta de respeto para Toni, ya paren con eso” o “francamente se hizo una broma fuerte”, fueron algunos de los comentarios que inundaron las redes tras lo sucedido.

Luego del aluvión de críticas recibidas, Marco Antonio sintió la necesidad de aclarar lo sucedido en las redes sociales y hasta se comprometió a ofrecerle una disculpa pública a Toni por si le hubiera sentado mal su comentario.

“Aunque tanto Adamari y yo estemos obviamente bromeando creo que nos pasamos y mañana [miércoles] con todo gusto le enviaré una disculpa al esposo de Adamari, quien es un hombre maravilloso y el sentido del humor debe tener un límite”, se sinceró Regil.