La cantante ha roto el silencio y ha expresado lo mucho que le duele que se haya hecho público un tema tan delicado como es el de la relación que mantiene con sus hijos.
Anuncio

Kevin Federline, exesposo de Britney Spears y el padre de sus dos hijos Sean Preaston de 16 años y Jayden James de 15, hacía público recientemente el distanciamiento de la cantante y los dos adolescentes.

Según su progenitor, los menores habrían decidido voluntariamente alejarse de su madre debido a la reciente liberación de Britney de la tutela de su padre.

Britney Spears
Britney Spears
| Credit: Getty Images

 "Los chicos han decidido que no la van a ver en este momento… Han pasado unos meses desde que la han visto. Ellos tomaron la decisión de no ir a su boda", expresó Kevin.

No obstante, Britney no se quedó callada y quiso compartir su versión de lo ocurrido con sus seguidores.

"Me apena escuchar que mi exmarido ha decidido hablar públicamente sobre la relación que existe entre mis hijos y yo. Como todos sabemos, criar a niños adolescentes no es fácil para nadie", comenzaba diciendo la artista.

Con referencia a los comentarios sobre que los pequeños no quieren ver a su mamá por culpa de lo que ella publica en sus redes, Spears añadió:  "Eso no tiene nada que ver y que todo esto viene de mucho antes".

Además puntualizó que la culpa de que sus hijos quieran estar con ella es de su madre, quien sugirió que debía darle los niños a su padre mientras la cantante se encontraba bajo la tutela de su padre. 

"No he podido salir de casa con libertad desde hace 15 años. Necesitaba permiso para todo. Poder tener acceso ahora a mi propio dinero me resulta abrumador. Además los insultos que conlleva la fama en este negocio no solo me afectan a mí si no también a mis niños, soy un ser humano y he hecho lo mejor que he podido", añadió.

La cantante está usando su cuenta de Instagram para comunicarse con sus seguidores y a través de sus publicaciones no duda en contar su verdad ahora que ya no está tutelada.

Recientemente quiso ser muy clara con su progenitora, Lynne Spears, y le quiso reprochar que había abusado de ella:

"Oye mamá, ¿ya le dijiste a todos que me escondías el café todas las mañanas? ¿Les dijiste que me despertaba cada mañana buscando café y no habían fotos mías en la cocina, solamente de Maddie y Jamie Lynn?", dijo Spears.

"Todas las mañanas yo ponía una foto en la que salíamos juntas y tú la escondías antes de que me despertara. ¿Les dijiste que te invité a mi casa de la playa y me quitabas las llaves del auto? ¿Les dijiste que me hiciste ir a tres juntas semanales de Alcohólicos Anónimos aunque nunca tomé? Y después ibas y fingías ser una madre responsable en la iglesia en Louisiana. ¡Es un chiste! Me arruinaste todo. No me mandabas mensajes", agregó la cantante de Toxic.

La relación es tan mala con su madre que ésta ni si quiera estuvo invitada a su boda, una celebración donde sí pudimos ver a personalidades como  MadonnaSelena Gómez o Paris Hilton.