En un emotivo video queda demostrado que el amor de madre lo puede todo y su familia sigue en la batalla por la recuperación del pugilista.

Por Carolina Trejos
Diciembre 07, 2017
Anuncio

El boxeador puertorriqueño Prichard Colón está dando más que una batalla mientras continúa su proceso de recuperación por lesiones cerebrales sufridas en el cuadrilátero en su última pelea en octubre del 2015.

Este guerrero de la vida celebró, junto a su familia, el cumpleaños de su mamá, Nieves Colón, quien ha estado a su cuidado día tras día.

En un emotivo video publicado a través de la red social Instagram queda demostrado que el amor de madre lo puede todo y ni el pugilista ni su familia están dispuestos a rendirse ni a dejar a un lado el deseo total de recuperación para Richard.

El apoyo de los padres de Colón ha estado presente desde que el boricua, criado en el centro del estado de Florida, habló sobre sus deseos de pelear en las grandes ligas.

“Siempre supo lo que quería ser en la vida. Diría ‘Mamita, quiero ser boxeador profesional, quiero representar a Puerto Rico y quiero ser campeón mundial”, dijo Nieves Colón en una entrevista con ESPN en la que contó la anécdota de cuando su hijo le contó sus sueños cuando se encontraba en la escuela elemental.

Hasta la pelea contra Terrel Williams, en la que su vida se tornó de vivir un sueño a vivir una pesadilla, Colón mostraba tener un talento innato y toda la destreza para convertirse en un gran boxeador y cumplir los sueños que tuvo desde niño.

El peligro de las peleas de campeonato cambió su destino y truncó su sueño, pero a su familia le queda bien claro que su habrá un propósito más grande que les da la fortaleza.

¡Arriba campeón!