El conductor y escritor venezolano hizo esta fuerte confesión a la cantante española Mónica Naranjo en su nuevo programa de televisión en España.

Por Teresa Aranguez
Noviembre 13, 2019
Anuncio

Es la alegría allá donde va. La positividad y la sonrisa son sus dos señas de identidad, pero la vida de Boris Izaguirre también tiene sus episodios tristes. Uno de ellos acaba de ser revelado por el propio presentador en una sincera entrevista a Mónica Naranjo, que estrena nuevo programa de televisión en España, Mónica y el sexo. Ya lo había contado en su libro Tiempo de tormentas, pero en esta ocasión ha sido en su propia voz.

El escritor, que mantiene una preciosa amistad con la cantante, confesó que sufrió una violación múltiple a los 14 años. “Yo tenía una necesidad increíble de exposición y curiosidad infinita y eso me podría haber llevado a ser sometido a muchos más abusos de los que sufrí”, expresó en su sincero testimonio.

En este viaje a Brasil de ambos amigos, Mónica ha hecho otro viaje por la vida del queridísimo venezolano, marcada por momentos de dolor pero también de superación. Al mirar atrás y revivir ese duro abuso, Boris llega a una fuerte pero también realista conclusión.

“No es que agradezca que me pasara pero a veces pienso que menos mal que esa violación fue todo lo brutal que fue porque todo lo que podría haber sido un abuso constante se concentró en esa única vez”, explica serio.

La actuación de su madre Belén en ese momento fue crucial. “Ella me vio tirado en el suelo con un brazo roto y rápidamente lo organizó todo para llevarme al médico. Yo estaba en un shock enorme pero me percaté de que contándole toda la verdad podría encontrar cierto nivel de sanación”, prosigue Boris.

Jamás olvidará las palabras de su progenitora, ya fallecida, un consejo que le abrió los ojos a ese otro lado más bello de la vida, del amor, el trabajo y los sueños. “No permitas que este suceso te haga cambiar. Esa es la verdadera violencia. Que esto te obligue a ser distinto”, le dijo.

El resultado salta a la vista. Boris es un hombre exitoso, trabajador, luchador y bueno, con unas ganas enormes de vivir y hacer un millón de cosas. Gracias por tu generosidad al compartir este testimonio compañero.