Nervioso, pero muy orgulloso, el actor y presentador llevó a su hija Nicolle Gil del brazo al altar en una ceremonia llena de emoción y amor. ¡Muchísimas felicidades!
Anuncio

Desde hace unos días Julián Gil se encuentra en Madrid preparándose para uno de los días más especiales de su vida. Y ese gran día ha llegado.

Su hija Nicolle Gil daba el 'Sí, acepto' a su prometido este viernes en la capital española. Lo hacía en una ceremonia de ensueño en la que Julián ha ejercido como padrino de la novia.

Las redes también han recogido imágenes muy especiales de este día. Por ejemplo, el acompañamiento a su princesa al altar para entregarla a su ya esposo. La carita del presentador mostraba una mezcla de nostalgia, orgullo y emoción que traspasaba la cámara.

Julián Gil
Julián Gil
| Credit: IG/Julián Gil

La ceremonia tenía lugar en una preciosa iglesia en pleno centro de Madrid, en un día de lo más soleado. La novia hizo honor a esta palabra con un vestido de auténtico cuento de hadas con velo, cola larga, corona y un espectacular ramo de rosas blancas.

La familia estuvo durante toda la semana preparándose para este gran momento y disfrutando de la ciudad, sus tapas y sus rincones mágicos.

Siempre al lado de Julián, su gran cómplice y gran amor, Valeria Marín quien llegó días después para estar junto a su pareja en un momento tan significativo de su vida.

El también actor, de lo más travieso, le gastó una broma a su chica nada más llegar y así lo compartió en su perfil de Instagram. La hizo moverse de un lugar a otro maletas en mano para sacarle una foto que luego compartió con una preciosa dedicatoria. "Te amo, Valeria",

Julián Gil
Julián Gil y Valeria Marín
| Credit: IG/VM

La periodista deportiva llegó un día antes de la boda y pudo disfrutar de un agradable paseo por las calles de la zona más histórica de la ciudad. Comieron en el restaurante Lucio, uno de los más antiguos, y pasearon por la carismática Plaza Mayor de Madrid. Derrocharon tanto amor y alegría que parecían ellos los que se iban a casar. ¿Quizás?

Desde primera hora de la mañana de hoy, la pareja fue compartiendo los momentos previos a la unión religiosa en los que se ponían guapos para la ocasión. Un día que apenas acaba de empezar y al que le sigue la fiesta, el baile y el brindis por la felicidad de la pareja. ¡Qué vivan los novios!