La cantante dio el 'Sí, acepto' a su pareja en una ceremonia de ensueño en Jalisco. La hija de Jenny Rivera les brindó su compañía y su preciosa voz.
Anuncio

Por fin llegó ese día tan esperado para la cantante Helena Ochoa: su boda con su ya esposo Juan Pablo Santos. Después de 13 años de relación, finalmente se dieron el 'Sí, acepto' en una boda de cuento de hadas que tuvo lugar en la Catedral de Zapopan, en Jalisco.

Las redes se llenaron de imágenes de la preciosa ceremonia en la que no faltó su amiga del alma, Chiquis Rivera, quien ejerció feliz como una de las damas de honor.

Familiares y amigos celebraron esta unión por todo lo alto y dejaron constancia de ello con algunos momentos entrañables para los grandes protagonistas del día. Por ejemplo, la puesta en escena de Chiquis.

La celebración en la iglesia siguió el protocolo requerido en tiempos de COVID-19. Además del uso de las mascarillas, los asientos estaban separados con señales para marcar las distancias de seguridad necesarias.

Debido a la pandemia, la pareja había esperado más tiempo del que hubiera querido para poder vivir esta gran sueño que al fin hicieron realidad.

Chiquis y su hermana Jenicka dijeron presente debido a la gran amistad que une a las dos cantantes. Helena, considerada la nueva joya del regional mexicano, es una de las grandes representantes femeninas del género.

Su álbum Si yo fuera un chico estuvo en el primer puesto de la lista de música regional de iTunes y en el segundo del top de la música latina en Estados Unidos. Además, Helena cantó a dúo con Lupillo Rivera "Que Caro Estoy Pagando" y "Somos Ajenos", dos éxitos aplaudidos por el público.

¡Muchísimas felicidades por esta unión y por los éxitos profesionales!