"Me recordaba mucho, mucho a mi abuela", ha dicho apenada Julia Arnaz de su hija Desiree S. Anzalone, quien perdía la batalla contra esta enfermedad el pasado 27 de septiembre.
Anuncio

La bisnieta de una de las parejas más queridas y aplaudidas del cine, Lucille Ball y Desi Arnaz, perdió la vida el pasado 27 de septiembre después de batallar contra un cáncer de pecho durante los últimos 6 años.

Desiree S. Anzalone apenas tenía 31 años y una vida por delante. Pero la enfermedad había alcanzado el grado 4 y la hija de Julia Arnaz y Mario Anzalone no pudo superarlo.

El abuelo maternal de la fallecida, Desi Arnaz Jr. era hijo de las inolvidables estrellas de I love Lucy. Desiree se convertía así en la primera bisnieta de la famosa pareja, llenando de vida y alegría a la familia.

Aunque su hija murió en paz, tal y como contó Julia a la revista PEOPLE, "verla apagarse fue algo que no se lo deseo ni a mi peor enemigo. Ninguna madre debería vivir esto", expresó desolada.

La joven era muy especial, según apuntan sus padres. "Todos nuestros hijos lo son, pero esta niña pequeña era de otro mundo", añade a nuestra publicación hermana. "Éramos las mejores amigas. Todavía lo somos."

Su historia con la enfermedad empezó a los 25 años cuando fue diagnosticada con cáncer de pecho en el nivel 2. Después de llevar un tratamiento de quimioterapia, decidió hacerse una doble mastectomía.

Durante un periodo de tiempo el cáncer se alejó pero hace dos años los médicos le anunciaron que había desarrollado un nivel 4. La joven estuvo cuidada en todo momento por su familia y su prometido Chris Reynolds, quien estuvo a su lado en todo el proceso.

Todo el amor para a sus allegados en estos difíciles momentos. QEPD.