La cantante mexicana Belinda es criticada e insultada en las redes por una foto que muestra una prenda hecha con piel de animal

Por Teresa Aranguez
Septiembre 03, 2017
Anuncio

Las redes sociales y Belinda viven en una batalla constante últimamente. Foto que publica la cantante, polémica que nace inmediatamente. Una nueva imagen de la rockera ha vuelto a despertar la rabia, el enfado y hasta los insultos de algunos de sus seguidores.

“Enamorada de Cartier”, escribía inocentemente Belinda. La foto pasaría desapercibida si no fuera por una de las prendas que luce. Se trata de una especie de chal que cubre su hombro y brazos. Pero no es un chal cualquiera. Todo apunta a que se trata de piel de animal, un gesto que ha provocado toda una guerra de comentarios.

“No a las pieles, no al maltrato animal”, escribe una seguidora. “Muy decepcionada. Piel=muerte”, añade otra. La lista de críticas, algunas con muy malas palabras, es interminable.

Esta no es la primera vez que la artista recibe el ataque de sus seguidores en redes sociales. En ocasiones anteriores se le han echado encima por el uso de Photoshop en algunas de sus fotos y por ostentar de llevar marcas carísimas e inaccesibles pars muchas personas.

Aunque una de las críticas más destacadas últimamente ha sido la de sus cejas. Parece ser que el ancho de las mismas ha provocado la molestia de algunos de sus fans que no han dudado en decírselo sin pelos en la lengua.

La intérprete de 28 años hace caso omiso a los comentarios y sigue haciendo lo que le parece. No ser plato de buen gusto para todos es algo que tiene asumido.

Pero hay más cosas por las que Belinda es noticia estos días y tiene que ver con los asuntos del corazón.

Aunque las últimas noticias que tenemos de la cantante es que está feliz junto a su novio, el mago Criss Angel, algunas publicaciones aseguran que esa relación ya es historia. La ausencia de éste en el cumpleaños de la artista ha levantado todas las sospechas.

La falta de publicaciones y comentarios del mago e ilusionista en las redes sociales sobre su chica hacen creer que el cuento de hadas en el que vivían podría haber llegado a su fin.