Belinda tendrá que besar a una mujer en nuevo proyecto: “Lo estoy esperando ansiosamente”

Por Nohelia Castro
Diciembre 11, 2019
Anuncio

Belinda aseguró que nunca borraría las vivencias que tuvo con Lupillo Rivera como juez en La Voz México, y aunque no lo mencionó, la intérprete de “Bella traición” hasta se declaró “ganadora” durante esta temporada del show.

“A todos mis compañeros de La voz les deseo lo mejor y los quiero mucho, para nada quiero borrar ningún capítulo porque cada capítulo me ha enseñado y me ha hecho ser quien soy, entonces ‘ganando' como siempre”, contó la ojiverde a MezcalTV.

La cantante de origen español protagonizará la nueva temporada del musical Hoy no me puedo levantar con Yahir, Sergio Basáñez y Sharis Cid. Como parte de la historia, Belinda tendrá que besar a una mujer.

“Me voy a besar con una mujer. Va a ser mi primer beso con una mujer, lo estoy esperando ansiosamente, pues sí va a ser mi novia también ‘¿verdad, mi amor?, ¡guapa, hermosa!', dijo dirigiéndose a la actriz de dicho momento.

Belinda y Yahir

Y ante las declaraciones de la conductora Elisa Beristain, quien acusó a la cantante de haber amenazado la vida de sus hijas y la hizo responsable de cualquier cosa que les pase, la intérprete de “Bella Traición” señaló que su forma de responder es a través de su trabajo.

“Yo no tengo que callarle la boca a nadie con respuestas, más bien con mi trabajo, porque siempre he tratado de evitar ese tipo de cosas. Empecé desde muy chiquita, entonces me conocen desde muy niña y es fácil tratar de investigar más sobre mi vida y demás, pero yo soy una mujer trabajadora”.

Además Belinda dijo que no evita estar en contacto con los medios, simplemente no sabe qué responder.

“No es complicado hablar conmigo, nada más que a veces no tengo respuestas a sus preguntas, porque yo no sé muchas veces lo que dicen de mí, no estoy pendiente de todo lo que hablan”, expresó. “Si estuviera pendiente de todo lo que hablan, no podría estar en una obra como ésta, donde se requiere de mucha concentración y no estar pendiente de cosas que no valen la pena y que no tengo por qué responder”.