Ser madre soltera es difícil para cualquier mujer; ahora Adriana Cataño habla de su experiencia y lo que debió hacer para criar sola a su única hija Gabriella.

Por Carolina Amézquita Pino
Julio 25, 2019
Anuncio

Cuando Adriana Cataño supo que estaba embarazada, tras haber mantenido un romance con Jorge Salinas, tenía claro que se encargaría sola de cuidar a su bebé. Ahora, años después, cuenta cómo fue la dura batalla de ser madre soltera de su hija Gabriella y todo lo que debió sacrificar para criarla de la mejor manera.

“Decidí que mi hija [Gabriella Cataño] iba a ser mi prioridad, cuando yo la tuve”, explicó Cataño a People en Español. “Por cosas del destino, no me casé con su padre. Básicamente, la crié yo sola; gracias a mi madre, también, y mi familia que siempre me dio la mano”.

Adriana Cataño

La actriz reconoce que “fue un poco complicado” y tuvo que hacer muchos sacrificios tales como renunciar a diversas oportunidades laborales lo que le afectó a nivel profesional y económico ya que no tuvo el apoyo del progenitor.

“Dejé de hacer telenovelas y muchos proyectos, durante muchos años; busqué la forma de trabajar, pero de no estar metida en un foro 24 horas del día, como cuando haces una telenovela”, reveló. “No tuvimos muchos lujos, pero para mí eso no es importante porque, hoy por hoy, mi hija es estable emocionalmente; es una chica de gran corazón”.

Pese a que fue “muy, muy, muy difícil” ser padre y madre, y “no me sentí apoyada en ese aspecto por su padre”, la también modelo no guarda sentimiento negativo alguno hacia Jorge Salinas. Además está orgullosa de Gabriella.

“No tengo ningún rencor en mi corazón. Hice lo que tuve que hacer, hice el papel de mamá y papá, y creo que lo hice muy bien”, mencionó. “Para muestra mi hija. Nunca me dio dolores de cabeza”.

Adriana Cataño también es empresaria y promueve su propia una línea de productos de envejecimiento realizada de ingredientes naturales y sin químicos.