Desde hace algún tiempo, Bárbara Mori ha hecho públicas las tristes experiencias por las que ha atravesado a lo largo de su vida. Ahora, hace una nueva y fuerte confesión sobre su infancia.

Por Carolina Amézquita Pino
Enero 23, 2020
Anuncio

Hace unos meses, Bárbara Mori dio a conocer pasajes tristes que ha sufrido a lo largo de su vida. Ahora, la actriz realizó una nueva y fuerte revelación sobre la terrible infancia que sufrió al lado de un padre con adicción al alcohol y una madre ausente.

“Tuve una infancia súper, súper ruda, y crecí sin mamá, y crecí con un papá bastante violento”, confesó Mori a la emisión Adicta que transmite Fabiola Campomanes en su canal de YouTube. “En la infancia que yo tuve aprendí que el amor es golpe, abuso, maltrato”.

La protagonista de la película Treintona, soltera y fantástica abrió su corazón para relatar el tipo de consecuencias que le ha traído haber crecido con esas circunstancias difíciles y los errores que ha cometido la pérdida del amor hacia sí misma.

“El crecer rodeada de este abuso psicológico, físico y demás creces pensando o generando una creencia de que tú no eres lo suficientemente buena para merecer el amor, ni siquiera el de tus padres”, explicó. “Cuando aprendes eso del amor es bien difícil, realmente, amar y, realmente, amarte y cuidarte, y no pasar por encima de ti muchas veces en mi vida, hasta que uno toca fondo”.

Tras conocer a fondo sus problemas, Bárbara Mori ha realizado, desde hace algunos años, diversos procesos para “poder encontrar ese amor propio; que para mí el amor propio es la herramienta más poderosa que he encontrado y he descubierto en mi vida”, y hoy se considera una mujer más feliz y en paz.

“Vivía mi vida enojada, enojada, enojada. No sabía por qué, no entendía”, comentó. “Empecé a tratar de sanarlas [las heridas] poco a poco y me tomó años, y sigo sanando muchas porque esto nunca acaba. Sanar tu relación con papá, sanar tu relación con mamá y aprender a conocerte”.