Siempre discreta, la inolvidable protagonista de la telenovela Rubí no pudo contener su emoción a través de las redes sociales tras la vuelta de su primogénito.
Anuncio

Contrario a su expareja, el actor mexicano Sergio Mayer, Bárbara Mori ha preferido mantenerse al margen de los problemas de su hijo, al menos públicamente. La inolvidable protagonista de la telenovela Rubí ha guardado silencio cada vez que su primogénito ha estado en el ojo del huracán, ya sea por su conflicto con Natalia Subtil o su supuesto retiro espiritual.

Pero ahora que el joven de 19 año regresó por fin a su lado tras varios meses alejado de ella, a la actriz de origen uruguayo le ha sido imposible contener su emoción a través de las redes sociales.

La vuelta de su primogénito, quien según información difundida por un medio mexicano se encontraba en un centro de rehabilitación –algo que no ha sido confirmado por la familia–, ha devuelto la sonrisa a la artista de 39 años.

Feliz de tenerlo nuevamente en su casa, Mori compartió el pasado martes una bella foto en la que se puede ver a su hijo –con nuevo look, por cierto– cargando a su hijita Mila.

“La vida ocurre. Experiencias van y vienen, siempre con una enseñanza. Todo cambia. Y cuando menos te das cuenta el amor florece, se manifiesta. Y la vida, si te dejas, te transforma”, escribió Bárbara junto a la bella estampa familiar que en pocas horas superó los 20 mil ‘me gusta'.

“Realmente admiro tu paz interior que te da la oportunidad de disfrutar la vida y no hacerte diarreas mentales. Eres grandes”, expresó una de sus seguidoras.

“Dios llene su corazón de luz, amor, paz y armonía. Todos los caminos son difíciles y tropezar es parte de trascender y no quedarse estático”, comentó por su parte otra persona.