Barack Obama se enfrentó al empresario Richard Branson en un reto acuático durante sus vacaciones en las Islas Vírgenes Británicas. Esto fue lo que pasó.

Por Carolina Trejos
Updated Febrero 07, 2017
Anuncio

Tras dejar la Casa Blanca en manos de Donald Trump, el expresidente Barack Obama aprovechó al máximo sus vacaciones antes de regresar a Washington DC para iniciar su nueva etapa de su vida.

Prueba de ello es un video aparecido este martes Obama practicando deportes acuáticos en Islas Vírgenes Británicas junto al magnate Richard Branson, quien le abrió las puertas de su mansión en ese archipiélago caribeño para disfrutar unos días de sol y playa.

El empresario británico, fundador del grupo de empresas Virgin, retó a Obama durante su estancia a una competencia de kitesurfing vs. foilboarding, unas prácticas que deportivas que el exmandatario probablemente no hubiera podido hacer durante sus años en la Casa Blanca por seguridad.

“Fue espectacular poder ofrecer [a Obama] la oportunidad de aprender a hacer kitesurf”, expresó el empresario en una entrada del blog de Virgin.com en la que comparte imágenes exclusivas de la aventura.

Kitesurfing consiste en surfear agarrado de un velero, mientras que foilboarding es una forma de esquí acuático sobre una tabla equipada en su parte inferior con unas aletas.

“Decidimos hacer un reto amistoso: ¿podría Barack aprender a surfear antes que yo aprendiera foilboard? Acordamos un día para llevar el reto a cabo y ver quién se sostendría por más tiempo”, continuó.

Luego de un rato cada uno practicando el deporte por su lado, Obama quedó como ganador tras poder mantenerse sobre la tabla especializada por al menos 100 metros.