Bad Bunny hizo una visita sorpresa a una escuela secundaria en Hialeah, hablando con estudiantes sobre la importancia de la educación y promoviendo un programa de becas de McDonald's. ¡Esto nos contó en exclusiva la estrella del Trap!

By Lena Hansen
October 11, 2019 08:07 PM

Bad Bunny llenó de alegría a los estudiantes de la escuela secundaria Hialeah Senior High en Miami al aparecerse de sorpresa a hablar con ellos. El cantante puertorriqueño se unió a McDonald’s para promover la educación y hablarles a los jóvenes latinos sobre la beca estudiantil HACER. “Treinta estudiantes tendrán la oportunidad de ser parte del programa y calificar para la beca. Hasta $100,000 dólares pueden recibir para sus gastos de estudios y todo lo que tenga que ver con lo académico”, dijo a People en Español la estrella del Trap.

Courtesy of McDonald's

¿Cómo era el ‘Conejo Malo’ en su época como estudiante en su adolescencia?  “¡Yo era un cáb#%@!”, bromeó. “No, yo era buena gente. A veces me portaba un poquito mal, pero siempre fui buen estudiante”. El intérprete de “Estamos Bien” motivó a los jóvenes a seguir preparándose. “No importa la edad que tengan, no importan la circumstancias, siempre hay que buscar la forma de seguir estudiando y aprendiendo”, aseguró. “Siempre hagan las cosas de corazón y traten de hacer el bien que esa es la mayor satisfacción, poder ayudar a los demás, y aportarle positivamente a los demás”.

Courtesy of McDonald's

El artista de 25 años —nominado al Grammy Latino este año— añadió que lograr un diploma universitario es una meta fundamental. “No importa lo que quieran en la vida, si quieren ser astronautas o cantantes de reggaetón, tienen que estudiar y educarse siempre”.

Courtesy of McDonald's

¿Quién lo motivó en su niñez y adolescencia? “Me inspiró mi familia. Siempre han sido inspiración para mí mi mamá y mi papá que fueron dos ejemplos que tuve en mi casa siempre a seguir y nunca me defraudaron y para mí son todo”. El ídolo de la música urbana asegura que su familia y su adoración por la música son su motor en la vida. “Mi familia y el amor que le tengo a lo que hago, a las bendiciones que recibido”, dice que son sus motivos para nunca rendirse. “No todo el mundo puede y he sido bendecido de que hago lo que me gusta y con eso es que me gano la vida,” reconoce. “Mi amor y mi pasión es tanto por esto que siempre que viene algún pensamiento [negativo] a mi mente, el deseo y el sueño de yo seguir creciendo y ser grande y ser recordado siempre aquí en la Tierra es lo que me mantiene enfocado”.

 

Advertisement