El cantante celebró a lo grande sus 26 años, pero preocupó a algunos fans en redes quienes consideran que no tomó precauciones para protegerse del coronavírus.

Anuncio

Benito Antonio Martínez Ocasio, mejor conocido como Bad Bunny, sí que sabe festejar y a pesar de los pesares y de la pandemia del coronavírus que actualmente sacude al mundo, el "Conejo Malo" se fue de fiesta para celebrar sus 26 años.

Así quedó patente en los videos y fotos de la tremenda parranda que se montó en un club con su amigo René Juan Pérez Joglar, mejor conocido en el circuito de la música urbana como Residente, y su pareja, Gabriela Berlingeri

En posts que al artista puertorriqueño colgó este fin de semana aparece al lado de Residente tomando unos "refresquitos" y bailando y cantando a tope montado en una barra. Los fiesteros lo acompañan brincando frenéticamente a ritmo de la música.

"Loko Kreisi en la peda", exclamó el cantante en uno de los posts que compartió con sus más de 20 millones de seguidores en Instagram.

Ante las imágenes muchos envidiaron el no haber estado ahí para celebrar com Dios manda, pero otros le aconsejaron que se fuera a casa para huir de la pandemia del temido COVID-19, que ya cobra más de 7,100 vidas en todo el mundo que lógicamente también ha llegado a su querido Borinquen.

"Irresponsables", fustigó un usuario de redes al ver a la peña bailando al parecer sin remordimientos. "Ten cuidado con el CORONAVIRUS", le rogó alguien más. "Lávense las manos porfi", exclamó otro usuario de redes y así muchos comentarios más por el estilo.

La carita de pillo de Benito y sus amigos:

Lógicamente los fans no quieren ver a su ídolo convertirse en una  víctima más del temible coronavírus que ya se ha alojado en el cuerpo de ricos y famosos.

La lista de celebridades afectadas por el virus surgido en China ya incluye a las esposas de los primeros ministros de España y Canadá; a Tom Hanks y a su esposa Rita Wilson, al galanazo Idris Elba e incluso al jugador de fútbol español Francisco García, de 21 años, quien es considerado como quizá la víctima más joven que ha cobrado la epidemia.

¡Así que mucho cuidado Bad Bunny y a curarla en casita!