Las cuñadas reales compiten en elegancia en su reaparición pública más esperada, su cita anual en Wimbledon.

By Teresa Aranguez
July 13, 2019 10:48 AM

Era la cita más esperada, el momento que todos los objetivos de las cámaras estaban deseando conseguir. Y finalmente se dio. A pesar de los rumores de mala relación, Meghan Markle y Kate Middleton se dejaron ver juntas de lo más sonrientes en su cita anual en Wimbledon.

Una vez más brillaron por su estilo personal y tan diferente a la vez. Mientras la duquesa de Cambridge se decantó por un vestido verde más clásico de Dolce y Gabbana, Meghan volvió a elegir el blanco con su esencial en la marca de Hugo Boss.

Se sentaron juntas y se las vio intercambiar comentarios y gestos cariñosos que no denotaban ningún tipo de malestar, sino todo lo contrario.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Los constantes rumores de una mala relación hicieron pensar que este momento no se repetiría. Pero no ha sido el caso en absoluto. Acompañadas de Pippa Middleton, la generación más joven de la casa real pasó una rato de lo más agradable disfrutando del partido de Serena Williams, íntima amiga de Meghan.

Mark Cuthbert/UK Press via Getty Images)

En plena recuperación de su figura tras convertirse recientemente en mamá, la duquesa de Sussex luce espléndida y más feliz que nunca. La que fuera actriz pasó unas horas alejada de su pequeño Archie con quien pudimos verla en estos días en una salida familiar de primos y tíos.

Una buena señal de que ambos matrimonios mantienen vivo el espíritu de unión familiar con el fin de que los pequeños de la casa disfruten de su compañía y juegos. Una bella estampa que nos encanta ver.

 

Advertisement


EDIT POST