La exitosa empresaria colombina ha formado la familia y el hogar que siempre soñó. Así son sus rincones favoritos para disfrutar con los suyos.

Por Teresa Aranguez
Mayo 14, 2020
Anuncio

Luchadora, positiva y muy familiar, así es Ximena Duque, una de las mujeres que más nos inspira en estos momentos y que ha demostrado que querer es poder. Su entrega como madre y profesional es un hecho por eso nada mejor que hacerlo en un hogar donde se respire paz y calma.

Así es el maravilloso espacio en Miami donde vive la empresaria junto a su esposo Jay Adkins y sus dos hijos, Luna y Cristan. Siempre abierta y generosa con sus seguidores en redes, Ximena no tiene problema en mostrar algunos de los rincones más especiales de su casa, cómo los cuida, ordena y decora.

Por ejemplo, la cocina, ese lugar de encuentro familiar y a veces algo caótico al que ella ha puesto remedio con una solución fácil y de lo más organizada.

En ella predominan los colores claros que dan luz y amplitud a este lugar donde la familia pasa parte importante de su día. Y es que a Ximena le gusta ponerse manos a la obra y cocinar de vez en cuando para los suyos. Su atareada vida le impide hacerlo a menudo pero cuando lo hace, se lo toma bien en serio.

Sus hijos, sus grandes amores y mayor prioridad, han hecho que su casa tenga espacios dedicados a ellos, donde disfrutar de momentos de diversión y entretenimiento. La piscina, el jardín o las habitaciones son algunos de esos sitios donde comparten en familia y lo pasan de lo lindo.

Ximena Duque
| Credit: IG/Ximena Duque

En la decoración de la casa no pueden faltar las fotos y, por supuesto, los espacios abiertos donde también puedan disfrutar sus animales, que son parte esencial de la familia de Ximena. La también actriz nos ha compartido momentos de lo más cómplices con ellos.

A través de su canal de Youtube también nos ha acercado a su hogar y a sus rincones especiales decorados con imágenes tamaño gigante de su amado y sus hijos. Y por supuesto, no podía faltar su increíble armario, el sueño de toda mujer donde Ximena guarda sus mejores modelitos.

Y cuando no están en casa y tienen un ratito libre, se van a su segundo hogar, un yate maravilloso desde donde nos deleitan en su tiempo libre. El mar siempre es un buen lugar donde desconectar del mundanal ruido y la rutina.

Un hogar que no sería el mismo si no fuera por el enorme amor de la pareja y sus hijos, ellos son los complementos que hacen único y especial los lugares donde habitan. ¡Gracias Ximena por hacernos cómplices de tu vida!