El cantante y su novia, Melany Mille, disfrutan de la paz y el encanto de Isla Margarita, en su país natal, Venezuela, donde viven y crían por el momento a su pequeña Mya.

Por Teresa Aranguez
Septiembre 20, 2020
Anuncio

La familia y el amor ocupan el primer lugar del corazón de Nacho. El cantante, que a pesar de la pandemia sigue trabajando para dar siempre la mejor música a su público, está pasando esta complicada etapa mundial en un bello rincón de su bella Venezuela, su isla Margarita.

Su pareja y madre de su hija, la modelo Melany Mille, nos ha dado un aperitivo de su nidito de amor donde viven y crían a su princesita Mya. Un lugar con vistas al mar, amplios espacios abiertos y alejados del bullicio y mundanal ruido de las grandes ciudades.

"Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos” El Principito. ¿Cuál es el plan para este domingo? Feliz y bendecido día", escribía con cariño la feliz mamá con su pequeña en brazos.

Casa de Nacho
IG/Melany Mille

La maniquí posaba enamorada de su chiquitina que ya va camino de 3 meses de vida. Aunque sus papis prefieren no exponerla en redes, si nos han enseñado sus pieceditos y sus manos. Mya les ha cambiado la vida y así lo resumen en sus perfiles de Instagram.

Como también comparten el paraíso donde viven y alimentan sus almas. Frente al mar, rodeados de vegetación y palmeras, la pareja ha construido una vida feliz y tranquila. Ambos siguen con sus trabajos y labores solidarias de forma virtual pero respetando las medidas requeridas en medio de esta pandemia mundial.

"Sólo hace falta un teléfono con cámara, el resto lo pone Margarita", escribió junto a un precioso atardecer en la isla. Este es el nidito de amor de la familia, en su tierra y con su gente a la que ayudan de todas las formas posibles con sus iniciativas solidarias y, sobre todo, dando voz a sus historias.

Una vida tranquila y alejada de las habladurías y malos rollos que en algún momento Nacho vivió y quiso cortar de raíz alejándose de las redes. Está de vuelta y se muestra feliz, renovado y enamorado de sus tres mujeres. La tercera es la música, con la que sigue deleitándonos con temas como su más reciente oda a la esperanza: "Fe".

Aunque no pueda ser en los escenarios, al menos sus seguidores pueden seguir disfrutando de su talento y ese chorro de voz por este rinconcito virtual que tiene ese otro lado positivo y acerca a los corazones.