Por primera vez, Arturo Carmona revela en público lo que sintió al enterarse que su hija Melanie fue víctima de abuso sexual por parte de un familiar.

Anuncio

En marzo de este año, Melenie, hija de Alicia Villarreal y Arturo Carmona, dio a conocer públicamente que, hace un tiempo, había sido tocado de manera inapropiada por parte de un familiar. De inmediato, el actor tomó cartas y entabló un proceso legal contra el agresor. Ahora, revela cómo se sintió al conocer esta información

"[He apoyado a Melenie] al cien por ciento, fui quien subió la denuncia. He estado con ella muy cerquita", explicó Carmona a los medios de comunicación. "Fue una experiencia muy complicada, porque pasó mucho tiempo. No sabía, hasta después. Me dio mucha rabia, mucha impotencia, pero había que actuar en ese momento. Y que ella sintiera el respaldo de su papá, de familia, su mamá, del esposo de su mamá para tomar decisiones".

El exfutbolista explica que lo importante es cuidar de la joven en todo momento quien está recibiendo "apoyo psicológico"; sin embargo, considera que una situación de esta naturaleza "no se puede dejar pasar". Por lo tanto, era necesario realizar una denuncia ante las autoridades.

"El proceso va bien, no me dejan dar más detalles", mencionó. "Un capítulo muy desagradable para nuestras vidas, sobre todo para ella, y estamos al pie del cañón apoyándola, respaldándola con las decisiones que tome, siempre pendiente de lo que quiera hacer".

Arturo Carmona
Credit: Mezcalent; Instagram Mel Villarreal

Arturo Carmona dejó claro que la intención de Melenie fue impulsar a otras personas que han sufrido lo mismo para alzar la voz cuando han sido víctimas de situaciones como la de ella y quiere seguir apoyándolas.

"Lo que pretende es dar un ejemplo a las personas, a las muchachas que no se queden calladas porque por lo regular eso no para. A raíz de eso muchas niñas se destaparon y nos lo hicieron saber. Muchas niñas salieron y se dieron el valor de denunciar, cosa que era la intención de mi hija dar el ejemplo en carne propia", comentó. "Fue complicado porque la gente juzga, señala y, precisamente por ese tipo de cosas las chavas no denuncian, no dicen nada".