El flamante conductor del programa Celebrity Apprentice (NBC) retó al presidente a intercambiar trabajos con él, tras sus críticas por el rating del show.

Por Mayra Mangal
Updated Febrero 03, 2017
Anuncio

El pleito entre Arnold Schwarzenegger y Donald J. Trump parece no tener fin. Luego de que el presidente criticara al fortachón en Twitter por sus niveles de audiencia en el show The New Celebrity Apprentice (NBC) -que él produce y anteriormente conducía- Schwarzenegger no se ha quedado callado y ahora le ha lanzado un reto al presidente.

El pleito entre ambos comenzó luego de una serie de mensajes en redes en los que Trump cuestionaba el éxito del actor de Terminator por sus niveles de audiencia, mensajes que culminaron con el presidente diciendo este jueves con un tuit que quería “rezar por Arnold” pues sus ratings en el show han caído.

Schwarzenegger contraatacó la mañana del mismo jueves con un video que colgó en Twitter diciendo: “Hey Donald, tengo una gran idea. ¿Por qué no intercambiamos trabajos?. Tú te haces tu trabajo en la televisión, ya que eres tan experto en índices de audiencia, y yo asumo tu trabajo, para que la gente pueda dormir tranquila finalmente, ¿eh?”.

Schwarzenegger fue elegido como sucesor del multimillonario de Nueva York cuando éste comenzó a tomar más fuerza con su campaña política por la Casa Blanca, en 2015.

En aquel entonces, todo era miel sobre hojuelas entre ambos. Por un lado, el exgobernador agradeció la oportunidad y dijo estar “emocionadísimo” de poder llevar su experiencia al show.

Por su parte, el entonces aspirante a la Casa Blanca felicitó en redes a su “amigo” y le deseó suerte.

Sin embargo, en enero, tras el debut del show, Trump comenzó el ataque criticando los ratings de audiencia del exgobernador de California -que es leal al partido demócrata, opositor de Trump-:

The New Celebrity Apprentice es la última versión del show de NBC con el que Trump saltó a la fama en televisión.

El show ha contado con distintos participantes y conductores a través de los años; uno de ellos fue Martha Stewart, quien el 2005 condujo el show, también bajo severas críticas de Trump.

El tema de los ratings del show es tan crucial y apasionante para el presidente, que según el New York Times, éste enmarcó una tabla con los ratings de la primera temporada de The Apprentice y la colgó en su oficina de Trump Tower, en Nueva York, a la vista de todos.