La pareja de actores iba a compartir escenario en la puesta en escena Blancanieves y su príncipe pero tristemente el proyecto quedó cancelado.

Por Moisés González
Agosto 08, 2017
Anuncio

Hace varias semanas Ariadne Díaz anunciaba con enorme felicidad a través de las redes sociales que iba a compartir escenario por primera vez con su pareja, el actor brasileño Marcus Ornellas, en la puesta en escena de Blancanieves y su príncipe, basada en el popular cuento de hadas. La actriz mexicana incluso había compartido las imágenes promocionales de la obra en las que aparecía como Blancanieves junto a Ornellas, quien daría vida a su príncipe salvador.

Para sorpresa de la bella pareja, que ya contaba los días para debutar en la obra infantil, el proyecto fue cancelado a última hora por lo que ambos se quedarán nuevamente con las ganas de trabajar juntos.

Ariadne y Marcus dieron a conocer el pasado fin de semana la triste noticia a sus fans por medio de un video que compartieron en Instagram.

“Estamos aquí para decirles, avisarles y comunicarles una triste noticia: ya no vamos a hacer Blancanieves y su príncipe”, informó con tristeza la pareja.

“Pero todo bien”, aseguró Ariadne. “La verdad es que tuvimos un proceso muy bonito, tenemos unas fotos padrísimas que compartimos con ustedes, grabamos una canción, Marcus cantó por primera vez, cantamos juntos fuera de la regadera y bastante bien […]”, destacó.

Asimismo, la protagonista de la telenovela La doble vida de Estela Carrillo (Univision) explicó los motivos por los que se canceló la puesta en escena.

“Bueno el proyecto no va a poder continuar porque el productor por razones personales ya no pudo continuar y pues la verdad es que si no hay productor ‘es como una casa sin arquitecto' ”, aclaró Ariadne.

La noticia no sentó nada bien a los seguidores de la parejita, quienes ya hacían planes para poder ir a verlos al teatro.

“Ni modo, ya habrá otra oportunidad de verlos juntos en teatro”, comentó resignada una fan.

“Noooooooo, ya estaba puestísima”, lamentó otra.

Esperemos que pronto llegue otro proyecto que les permita trabajar juntos. ¡Crucemos los dedos!