Arcángel habla en exclusiva sobre los sacrificios que hizo su madre para sacarlo adelante
Anuncio
Arcangel y su mamá
Credit: Instagram

El día más glorioso para Arcángel ha sido aquel  en el que estuvo a punto de perder la vida. "El 16  de septiembre del 2019 sufrí un infarto, nunca  me voy a olvidar", recuerda el cantante de 36  años. "Doy gracias a Dios por ese día". También  a  los  cirujanos  que  lo  salvaron.   "No  fue  un  preinfarto,  fue  un  infarto,  así  me   dijeron  los  doctores.  Otro  tipo  de  persona  te   dijera que quisiera borrar ese día, pero ese día  fue glorioso para mí", asegura Arcángel. "Por

poco me muero, me di cuenta de las personas  que tenía a mi lado, quién me quería, quién no. Ese día fue necesario, [fue] el [re]nacimiento  mío. No quiero borrar[lo]".

Arcangel MiamiBash 2021
Arcangel
| Credit: John Parra/Getty Images

Según Arcángel, los doctores lo intervinieron  a tiempo y colocaron dos mallitas en la arteria  aorta de su corazón, que lo han mantenido en  vida. "En muchos casos, cuando se tupe [la ar- teria], se pone la mallita, se restablece el flujo sanguíneo y mejora el funcionamiento", explica  el Dr. Concepción del procedimiento quirúrgico que salvó la vida a Arcángel quien toma sus medicinas sin falla.

"¡Muchacha! Me tomo  cinco pastillas diarias, si no me las tomo siento  que el mundo se me va a acabar. Soy tan fiel  a mi medicamento que me tomo las pastillas  sin  comer,  porque  siento  que  sin  comer  me   hacen mejor efecto", resalta. "Tomo [ácido acetilsalicílico],  una  pastilla  que  me  ayuda  a  controlar  el  colesterol,  otras  para  la  presión, tomo  un  anticoagulante  muy   fuerte. Necesito toda la ayuda que pueda recibir".

Además  de  su  medicina,  Arcángel  destaca   la  ayuda  incondicional  que  le  ha  prestado  su   progenitora, antes, durante y después de su convalecencia. "Padecí, pero tuve una madre que  pobremente me lo dio todo, nunca me hizo falta  la  presencia  de  un  papá,  ¡adoro  a  mi  mamá!   Cada vez que he sufrido y llorado yo [voy] con  mi  madre",  recalca  el  músico  de  su  madre,   quien  fue  una  empleada  doméstica  durante   años para sacarlo adelante y siempre alienta a  su hijo cada vez que pasa por una mala racha.  

"Mi gusto es rico, porque yo acompañaba a mi  mamá a limpiar las casas de los millonarios. Por  eso sé los productos que usan los ricos, porque  mi mamá los compraba para limpiar las paredes y la ropa". Por eso recalca orgulloso: "Hoy  en día, mi mamá tiene a alguien que la ayuda  como ella lo hacía con los demás".