La actriz Angelina Jolie rompió el silencio que mantiene desde que está envuelta en su divorcio de Brad Pitt, para escribir un artículo en el que arremete contra la política migratoria de Donald Trump.

By Celeste Rodas de Juárez
Updated February 03, 2017 05:02 PM

A pesar de estar retirada de la vida pública mientras enfrenta un difícil divorcio con Brad Pitt, Angelina Jolie reapareció esta semana para pronunciarse en contra del decreto presidencial de Donald Trump que ha suspendido la entrada a Estados Unidos de algunos inmigrantes y refugiados en los próximos meses.

En una columna de opinión publicada por The New York Times el jueves, la actriz de 42 años que es Enviada Especial del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, afirmó que la política de Estados Unidos debe estar basada en hechos y no miedo. La orden firmada por Trump bloquea la entrada a refugiados por 120 días, la entrada de personas de siete países cuyos ciudadanos son predominantemente musulmanes por 90 días, y la de refugiados de Siria indefinidamente.

Según Jolie, “los refugiados son hombres, mujeres y niños atrapados en la furia de la guerra, o en el fuego cruzado de la persecución. Lejos de ser terroristas, con frecuencia ellos mismos son víctimas del terrorismo”.

También explicó que los refugiados enfrentan un fuerte investigación antes de llegar al país y que “simplemente no es verdad que nuestras fronteras estén invadidas o que los refugiados son admitidos en Estados Unidos sin un escrutinio cuidadoso”.

Y agregó: “Los refugiados están de hecho sujetos al nivel más alto de revisión de cualquier categoría de viajero a Estados Unidos. Esto incluye meses de entrevistas y controles de seguridad llevados a cabo por el F.B.I., el Centro Nacional de Contraterrorismo, el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Estado”.

Angelina Jolie, quien en 1999 ganó el Oscar a la Mejor actriz de reparto, también comentó que es madre de seis hijos nacidos en diferentes países y orgullosos ciudadanos estadounidenses, por lo que le gustaría saber que “los niños refugiados que califiquen para asilo siempre tendrán la oportunidad de defender su caso ante un Estados Unidos compasivo. Y que podemos manejar nuestra seguridad sin anular a los ciudadanos de un país completo —incluyendo a bebés— por considerar que sean peligrosos para visitar nuestro país debido a la geografía o religión”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La actriz, quien en septiembre visitó un campo de refugiados sirios en Jordania —como lo muestras las fotos arriba— finalizó su editorial señalando que la preocupación por la seguridad es algo que atañe a todos los estadounidense, y que hay que buscar la fuente de esas amenazas terroristas y los conflictos que oxigenan a grupos como el Estado Islámico. “Tenemos que encontrar una causa común con personas de todas las religiones y procedencias para luchar contra la misma amenaza y buscar la misma seguridad. Aquí es donde esperaría que cualquier presidente de nuestra gran nación ejerciera el liderazgo en nombre de todos los estadounidenses”.

Advertisement